Vientre de alquiler, otra opción más a la hora ser padres

Hasta Cristiano Ronaldo lo hizo. (c) publispain

-El tema, aun que no se note tanto, está totalmente inserto en la sociedad: Se tocó en Friends cuando Phoebe le presta el útero a su hermano para que pudiera tener hijos, Ricky Martin así fue padre de sus gemelos hace dos años y esta semana Cristiano Ronaldo, el mejor futbolista del mundo, se convirtió en papá gracias a un vientre alquilado.

Llama la atención que los medios cubrieran la noticia del jugador portugues sin darle tanta importancia a su paternidad y en cambio, analizaban mucho el tema de alquilar un vientre ¿Es tan terrible ser papá así? Ricky Martin fue el primero en felicitarlo a través de Twitter porque, el hace poco reconocido homosexual, también lo hizo en su época para cumplir con el sueño de tener un hijo (y salió con dos).

El tema se conoce, pero las parejas no lo considera tanto una opción (como la inseminación artificial o la adopción) cuando tienen problemas para concebir. No sé si los médicos lo recomiendan, pero la sociedad claramente sí: hay infinitos sitios en Internet dedicados al asunto con consejos y testimonios (padres subrogados, futuros padres, gays que quieren ser papás, donates de óvulos, costos del alquiler, historias de padres que ya tuvieron a sus hijos, etc.).

Existen tres formas de alquiler, ofrecidas por los centros dedicados a este tipo de tratamientos de fertilidad:

-Vientre de alquiler completo utilizando inseminación artificial.
-Vientre de alquiler gestacional empleando óvulos de una donante, fecundación in vitro.
-Vientre de alquiler gestacional empleando el óvulo de la madre.

Y no es barato el asunto. Para hacerlo bien, con "todas las de la ley", tienes que contratar a un abogado, que entre trámites y papeles para representar a la portadora, presentar el caso en la corte y hacer el contrato, mínimo cuesta 6.000 dólares; después aparece la agencia encargada que cobra otro tanto más por la gestión y la presentación de las partes involucradas que va desde los 5.000 dólares hasta los 23.000; y hay que pagarle a la portadora, que no es barata: la primeriza cobra entre 15.000 y 22.000 dólares, una experimentada sube el precio hasta 30.000 dólares, si va a tener un embarazo múltiple cobran 3.000 dólares adicionales. A todos esos gastos hay que sumarles la ropa de la portadora, su seguro de salud, seguro de vida, honorarios por cesárea y por gastos médicos. Los precios son del Centro de Padres Subrogados en España.

California en Estados Unidos, es una de las ciudades donde más llegan padres buscando tener un hijo. El Center For Surrogate Parenting Inc. es uno de los sitios donde van a consultar las familias. Los testimonios que aparecen en las páginas de los centros dedicados al alquiler van desde mujeres que han dejado congelados algunos óvulos para poder implantarlos en un útero o padres que están a la espera de la aprobación del centro para que les den un vientre. Las mujeres que escriben no pueden ser mamás porque tienen problemas de fertilidad o son mayores de 40 años.

Y cabe preguntarse por qué a Cristiano Ronaldo, con tanta mujer a sus pies y siendo el mejor futbolista del momento, le cuesta tanto hacer un gol y prefiere arrendar un vientre para convertirse en padre. Se supone que la mujer que le alquiló el útero es una estadounidense.

powered byDisqus