Despidiendo a Guillermo Blanco, escritor Chileno

¿Quién no recuerda la novela Gracia y el Forastero? (1964) muchos de nosotros tuvimos que leerla en los clásicos controles de lectura del colegio. En esa época, yo no pescaba tanto a los autores de los libros. Hoy lo hago, especialmente si es el día en que se conmemora su fallecimiento.

Guillermo Blanco, hombre de letras y prolífica carrera falleció a los 84 años de edad a causa de un paro cardiorespiratorio. Su muerte se produjo en una clínica privada de Santiago, donde permanecía internado desde el pasado 15 de agosto luego de sufrir un infarto cerebral.

Blanco destacó, en un principio, por sus cuentos. "Adios a Ruibardo" (1974) es ejemplo de una historia breve, sencilla y muy emotiva que se lee hasta el día de hoy en los colegios. Sin embargo, fue "Gracia y el Forastero" la que lo catapultó a la fama con más de 50 ediciones, y ventas que superaron los 700.000 ejemplares. Este escritor chileno fue uno de los destacados de la generación del ‘50, donde compartió la escena literaria con Jorge Edwards, Pablo Neruda, Vicente Hudobro y otros destacados de la poesía y la literatura.

Por sus logros los conocereis...

Ávido, curioso, tenaz e inteligente. Este hombre se destacó como docente (impartió clases en varias Universidades del país) , en la escritura y en el periodismo. En 1999 fue galardonado por sus pares con el Premio Nacional de Periodismo, en 1964 obtuvo el Premio de la Academia Chilena de la Lengua y en 1966 el Premio Municipal de cuento, por la historia de "Cuero de diablo". Además fue fundador de la escuela de Periodismo la Universidad Católica donde hizo clases hasta la década del noventa. No conforme con eso, también figuró en la plana mayor de la Academia Chilena de la Lengua y fue representante ante la Real Academia Española de la Lengua.

El mundo editorial le ha dedicado sus honores: el año 2005 Alfaguara editó sus "Cuentos Completos" y el 2008 LOM publicó la que sería su última novela "Una loica en la ventana", que le valió una nominación a la X versión de los premios Altazor. Otras de sus anteriores obras han sido “Sólo un hombre y el mar” (1957), “Cuero de Diablo” (1966) ,“Los borradores de la muerte” (1969) y “Libro de Buen Dolor” (1986).

Google reader pone a nuestra disposición la novela "Una Loica en la ventana" Les dejo, brevemente, con su protagonista: "Algo extraño ocurre hoy. Me levanto a las siete a estudiar. Una vez listo, descorro la cortina y abro hasta atrás las ventanas. Me siento en la ventana con un libro entre las manos, respiro el día recién amanecido..."

powered byDisqus