España: mujeres que buscan imperiosamente un hijo.


(cc) Flickr.com/_iBaNe_

-En España las mujeres que necesitan fármacos para poder ovular, encuentran lo que necesitan de forma ilegal en Internet: páginas dedicadas a la venta de Menopur, Puregon, Fostipur, Orgalutran, Ovitrelle o Gonal. El precio, por supuesto, es bastante menor al que cobran las farmacias.

El deseo de tener hijos y el poco dinero, hacen que estas mujeres naveguen en la red en busca de soluciones. Satisfacción que encuentran a los pocos minutos de búsqueda en las 80 Webs donde diferentes mujeres los ofrecen.

Los fármacos pueden costar hasta 450 euros y los costos de tratamientos rondan los 4.000, por eso es que el mercado negro de la red es tan exitosa. Pero la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios, dice que quienes adquieren estos remedios, sin previa revisión médica, no tienen garantizado el embarazo. Las mujeres que sí están en tratamiento, también llegan a estas páginas, porque los remedios no están subvencionados en los clínicas privadas, centros que eligen las mujeres que no quieren estar en listas de espera, por lo que pueden ahorrarse hasta 1.000 euros.

Puregon, que estimula el crecimiento de los folículos ováricos, cuesta 353 euros en las farmacias; Menopur, otro estimulante ovárico, lo encuentran hasta 223 y Orgalutran, usado para retrasar la ovulación, cuesta 195. O sea que, entre los remedios y los tratamientos, pueden llegar a desembolsar, fácilmente, 5.000 euros. Por eso es que muchas, incluso las que están en contra de la ilegalidad, llegan a estos sitios: en el diario El País, aparecen casos de mujeres que compran por Internet. Destacan a María, una mujer que hizo un tratamiento en una clínica privada, pero esa institución no subvencionaba sus remedios y se vio obligada a entrar a Internet, porque además, en la empresa de su marido le debían varios meses y 6.000 euros. Ella compró en 400 euros los remedios, se ahorró 400 aparte y después se convirtió en vendedora cuando quedó embarazada.

La principal fuente de venta, proviene de pacientes a quienes les sobraron pastillas de su propio tratamiento. Pero hay también un gran porcentaje de personas que negocian con recetas de la Seguridad Social, con estas recetas, estos mismos remedios pueden costar 2 euros, incluso los más caros (Gonal, que sale 449). Ellos las venden más baratas que las farmacias y aún así, pueden obtener una muy buena ganancia.

según la Ley de Garantías y Uso del Medicamento, de 2006 de España, estos procedimientos son ilegales y quienes vendan o compren, pueden llegar a pagar multas que van desde los 30.000 hasta el millón de euros. El ministerio de salud, además de considerarlo delito, advierte que no siempre están en buen estado porque pueden estar caducados e incluso ser placebos y que si hubiera algún tipo de problemas, no le podrían reclamar a nadie.

Pero las ganas de ser madre, superan la ilegalidad.

Keeping sharing simple...
1
Keeping sharing simple...
1