Un libro: "Life", las memorias de Keith Richards

Las memorias del guitarrista de Rolling Stones.

-El guitarrista de los Rolling Stones, un hombre mujeriego, provocador, drogadicto, bebedor y roquero duro, se muestra muy diferente en este texto que publicó la editorial Little Brown y que sale a la venta el 26 de octubre en Estados Unidos. La revista estadounidense Rolling Stones mostró un adelanto.

"Life" refleja los sentimiento que tenía el artista, cuánto amó a las dos mujeres que tuvo en su vida; el sufrimiento que le causó la muerte de su hijo a los tres meses cuando él se encontraba de gira. "Nunca me perdonaré haber dejado a mi pequeño recién nacido", dice en el libro, y la relación de el amor y odio que siempre ha mantenido con su amigo desde la adolescencia Mick Jagger.

Richards, de 66 años, estaba en la lista de los roqueros que debían fallecer por sobredosis, según lo publicado en la revista. Ya habían fallecido Janis Joplin, Jim Morrisony Jimmy Hendrix, el que les seguía era el guitarrista. Pero el hombre fue fuerte y dice en el libro que nunca recayó en la adicción desde que la dejó en 1979, después de estar una década consumiendo, y que las dosis que consumía siempre eran pequeñas y nunca quiso aumentarla. Dice en el texto que cuando consumía se sentía en armonía con su cuerpo, sentía que lo poseía.

Los dramas del artista se convirtieron en una sección fija en los diarios: la muerte de su hijo Tara, el arresto en Canadá con 22 gramos de heroína o cuando falleció un adolescente de 17 años en la casa de su novia, la actriz Anita Pallenberg, en extrañas circunstancias en 1979. Esta mujer es uno de los pilares del libro y tal vez la más nombrada. La conoció porque ella era la pareja de otro de la banda Brian Jones, quien fue encontrado muerto en su piscina en 1969, según Richards, Jones la maltrataba, le lanzaba cuchillos y vasos, la golpeaba y la obligaba a pararse detrás del sofá. Ante eso Richards le robó la novia a su amigo y estuvieron juntos hasta 1980, con ella tuvo tres hijos, dos sobrevivieron. Luego se casó con la modelo Patti Hansen, con quien tuvo dos hijos más.

Su imagen de hombre rebelde, contrasta con la que se muestra en "Life". La gente no cree que un tipo que en 2007 confesó haber esnifado parte de las cenizas de su madre, pueda tener un lado sensible. Pero sí, lo tiene. Otra de las relaciones que abarca más páginas es la que mantiene hasta ahora con Mick Jagger, su amigo y rival.

Llevan trabajando juntos cinco décadas, se conocieron cuando eran unos adolescentes, han soportado peleas, separaciones, reencuentros... para al final del día regresar siempre juntos al estudio de grabación y a los escenarios. "Amo a Mick", dice Richards en sus memorias. "Pero es muy posesivo", agrega. A pesar de eso, no existirían uno sin el otro, el conflicto es lo que los mantiene unidos hasta hoy. "Sin él, no habría blues", señala Keith Richards.

powered byDisqus