Un postre delicioso que deja al cocinero bien parado: Tant por Tant con Salsa Tofee

Un homenaje de agradecimiento a los almendros. Durante septiembre nos han maravillado una vez más con su flor, siendo siempre un placer ver esos troncos pelados de hojas, pero llenas de pequeños pétalos de colores. Cocinemos almendras en su honor.

Delicioso, aunque intenso. La porción pequeña se agradece.

Y qué mejor que este postre que resultó una revelación. Tan revelación que me arrepentí de haber achicado la cantidad de ingredientes para hacerlo más pequeño. A cucharones lo hicieron desaparecer. En un bol se muelen 250 gramos de almendras e igual cantidad de galletas de champaña. A este polvo se le agregan 8 claras batidas a nieve con una pizca de sal y cuatro cucharadas de azúcar y dos tazas de crema. Se revuelve todo muy bien, quedando como una pasta densa, y se lleva al freezer para que se congele.

Yo lo desmoldé hoy en la tarde e hice una salsa de caramelo para bañarlo que resultó muy muy deliciosa. En una olla hay que, simplemente, derretir dos cucharadas de mantequilla con 240 grs. de azúcar rubia, 3/4 tazas de miel de palma (o maple syroup), un chorro de extracto de vainilla y una pizca de sal. Se calienta para disolver el azúcar y luego se hierve suavemente sin parar de revolver. Luego mantener a temperatura baja por media hora y si espesa mucho se le va añadiendo agua. Para mantenerla caliente hasta el momento de servirla, mi maestra recomienda mantenerla en baño maría. En mi caso, no tuve necesidad de hacerlo ya que voló al instante que estuvo lista.

Un postre rico que la deja a una bien parada ante los comensales pero que resulta muy contundente, por eso, ojo con el tamaño de las porciones.

powered byDisqus