Consejos básicos para hacer un trío

¿Por qué no?

Lo primero que hay tener claro para hacer un trío es saber si realmente estamos dispuestas a hacerlos, si de verdad nos vamos a sacar todos los prejuicios para disfrutar y lo más importante, si estamos dispuestas a compartir a nuestra pareja. Por eso cuando se hacen entre personas que no están comprometidas entre sí resultan mejor.

El día que decimos "sí, lo hacemos", comienzan los celos, las dudas, quién, cómo, dónde... ¿Él con dos mujeres o tú con dos hombres? ¿Resistirá que las dos se acaricien mientras él solo mira? ¿Aguantas que la otra sea penetrada o quieres ser tú la que lo desea en solitario? Esto es como cuando Ross y Carol, su esposa de ese momento, hicieron un trío porque no tenían sexo hace meses, el problema es que después de eso Carol le dijo que era lesbiana, Ross por supuesto que no aprovechó del trío.

Y con eso llegamos a otro punto: ¿a quién le pedimos que sea el tercero? ¿A un amigo o a alguien totalmente desconocido para que la cosa no sea incómoda después? Carol eligió a su amiga del gimnasio Susan porque le gustaba, algo que Ross desconocía. ¿A quién elegirían ustedes? Para que el tema no se convierta en una tortura después, les damos algunos consejos:

Piénsalo muy bien antes de decir sí, háganlo porque los dos quieren, dejen claros cuáles son los "no" (los límites que le pondrán, que nos respeten) y pensarlos en frío porque cuando estamos calientes las cosas cambian y después nos arrepentimos, dejar clara la fantasía de cada uno (mientras más claro más de disfruta), el tercero elegido les tiene que gustar a los dos, las estrellas son ustedes dos no el tercero, al primer signo de incomodidad cortar, que tu pareja te respete y contenga, háganlo despacio, disfruten de la fantasía y no hagan todo lo que pensaron de inmediato.

¿Se animan a hacerlo? ¿Lo han hecho alguna vez? Cuéntennos sus experiencias.

powered byDisqus