Un libro: ¿Cómo evitar enamorarse de un boludo?

El libro que todas deberíamos leer.

Este texto, que tiene como bajada "Manual de supervivencia para mujeres que aman siempre al hombre equivocado" (editorial Vergara), fue escrito por el periodista uruguayo Marcelo Puglia, quien afirma que todos los hombres son unos boludos y que las mujeres caemos rendidas a sus pies porque tenemos una autoestima bajísima.

Él entonces, poniéndose en contra absolutamente de su género, se abanderiza por nosotras y nos explica los tipos de boludos que existen, cómo evitarlos, cómo reconocerlos y cómo hacer para que nos sintamos mejor con nosotras mismas y así fijarnos en hombres de calidad.

Una de las quejas constantes de las mujeres es que nuestra pareja nos hace sufrir, ¡por qué permitimos eso! Según Puglia algunas mujeres tienen un imán para atraer a esa clase de hombres y no es por culpa de ellos, lamentablemente somos nosotras las que no tenemos el amor propio suficiente para salir de esa relación o para buscar a alguien mejor que ese con quien estamos. Porque ingenuamente pensamos que nadie nos va a amar jamás en la vida. Por eso cuando llega el primero que nos dice "qué linda eres" nos derretimos y le entregamos nuestra vida en bandeja, completa, sin tapujos.

Es ahí cuando nuestro corazón se destruye y viene otra mujer a recoger los pedazos. Qué bueno que no sea otro hombre, porque con las características de esa mujer destrozada, es probable que sea otro boludo. Como dice Puglia, todos los hombres lo son, incluso los que no lo demuestran, tienen al boludo escondido adentro esperando por salir. A pesar de eso, igual dedica un pequeño capítulo del libro a describir a las mujeres boludas, son aquellas a las que no les gusta el sexo, las obsesivas, las celosas, las perfeccionistas, etc.

El escritor dice que los hombres son así por naturaleza, por lo tanto tenemos que construir un escudo protector contra ellos para que después no salgamos perjudicadas. Enfatiza también que no es que las mujeres tengan una maldición, sino que el tema de estar o no con un tipo de calidad tiene que ver con la actitud que tenemos en la vida, en nuestra manera de ser, de vivir y de amar, dejar de lado la baja autoestima y mirar la vida con actitud positiva y por favor, dejar de creer que nos vamos a quedar solas. Nadie se queda solterón por culpa de "la vida", los que lo hacen es porque quieren o porque no supieron enfrentar de forma correcta a quienes se les acercaban.

Para Puglia hay varios tipos de hombres insoportables que se hacen odiar por nosotras, acá les muestro algunos de los que identifica:

El boludo romántico. Los que hacen declaraciones de amor en público, como en la pantalla del cine, los que piensan que es lo más romántico del mundo regalar un peluche XL (qué hacemos con el oso nosotras después, si no cabe en ninguna parte), los que llenan de rosas el living (a algunas les gusta eso sí), etc.

El boludo gracioso. Jura que nos va a conquistar con "su chispa", una que muchas veces está más que apagada. Les encanta hacer partícipes al resto de sus chistes y son extremadamente extrovertidos.

El boludo intelectual. Se sienten superiores y siempre aburren con sus reflexiones, nos hablan de arte y no ven fútbol, creen que su CI es más alto que el nuestro y por eso se sienten superiores.

El boludo conquistador. El que nos enamora con las palabras que queremos oír solo para obtener lo que quieren (sexo) y después desaparecer.

El boludo casado. Dicen que no aman a su esposa, que no tienen sexo con ella hace siglos y que separará por nosotras. Mentira. Nunca lo van a hacer, solo están aburridos de su monótono matrimonio y buscan a alguien que pueda significar un desafío porque su mujer lo dejó de ser hace rato. Algunos dicen desde el principio que quieren solo una aventura y que no dejarán a su familia, en ese caso las boludas somos nosotras.

El boludo de internet. El experto en las relaciones vía chat, esos que envían fotos que generalmente son falsas. Los que le dicen lo mismo que a nosotras a 35 mujeres más que están conectadas. Ellos desaparecen a la semana de comunicación y después de pedir matrimonio.

El boludo mujeriego. Es el más boludo de todos, ese que prefiere la cantidad a la calidad, el que intentará con todas las que sean necesarias durante una noche hasta que una (boluda) caiga.

El boludo lleno de amigos. Ese que no se da cuenta todavía que está en una relación y que sigue haciendo las mismas cosas que hacía con sus amigos cuando estaba soltero. Siempre se disculpa diciendo que ya tenía amigos y esos hábitos cuando lo conoció.

A pesar de esta descripción que hace Puglia, reconoce que se puede ser feliz con uno de esos siempre que no le pida peras al olmo y que sea un tipo buena persona. Pero si quieren salir de esa relación y estar con tipo de calidad, uno que realmente valga la pena, para que el resto del mundo no diga "cómo se casó con ese boludo", lo que hay que hacer es abrirnos a la posibilidad de que llegará el adecuado. No buscarlo desesperadamente, llegan solos cuando somos nosotras las interesantes y nos convertimos en desafíos. No hay que echar a perder esa buena relación que alcanzamos por culpa de un ex que no vale la pena, no hay que ver de nuevo a ese boludo y lo mejor es borrarlo completamente de nuestras vidas.

powered byDisqus