Cómo decorar el árbol navideño de forma original

Porque aburre tener todos los años las mismas bolas.

A partir del primero de diciembre, más o menos, la gente comienza a decorar la casa de navidad y uno de los elementos más importantes a la hora de desempolvar los adornos es el pino. No hay navidad sin árbol de pascua, es el elemento que le da todo el sentido (en términos de adornos) a la fiesta: ahí se ponen los regalos y es el punto de encuentro al final de la noche. Como es algo tan especial, queremos que lo adornes como se merece.

La clave de la originalidad está en la creación propia, es decir, nosotros podemos fabricar los adornos, así los hacemos en forma más personalizada. Podemos hacer las típicas bolas de navidad con pelotas de plumavit forradas en tela, con papeles de colores, con restos de revistas, con hilos y cordones o simplemente pinadas. Esa es la forma sencilla de hacer algo ultra conocido un poco más original.

¿Pero si estamos aburridos de las bolas? Algo que le sucede a muchos, es una lástima que todas las navidades al final tengan los mismos adornos. Para ellos les doy estos consejos:

Pueden fabricar miles de cabritas o palomitas de maíz, si tienen una máquina para hacerlo es mucho mejor, y pintarlas de diferentes colores. Luego las bañan en colafría para que se queden duras y las van uniendo unas con otras atravesándoles un hilo, ayudados por una aguja. Con eso tendrán largas guirnaldas de palomitas que después podrán poner al rededor del pino. Con esa técnica no son necesarios otros adornos. Algo similar y más conocido es hacerlo con galletas de navidad, pero estas se cuelgan de a una en diferentes rincones del árbol y no se les pone colafría porque la idea es comérselas cuando sea hora de desarmar la navidad.

Otra forma original de adornar es tomar llaves de diferentes tamaños, colores y formas (antiguas, nuevas, pequeñas, de candados, de diarios de vida, etc.) amarrarles un lazo donde empieza la parte útil de la llave (la que abre las puertas) y ponerles un cordón en el orificio que tienen arriba para colgarlas. Se ven muy bien en el pino y con las luces de colores producen un efecto muy brillante y festivo. Tampoco necesitan más adornos con esta fórmula.

Puedes también tomar cintas y trozos de tela, estirarlos con plancha y agregarles un fijador que los dejará duros (se compra en cualquier librería), luego le amarras cordones a esos lazos duros y los cuelgas en el pino. El efecto de los diferentes colores de tela se ve muy bien.

Otra opción es adornar solo con luces, pero para eso tienen que ser muchas ampolletitas pequeñas, no pueden ser las típicas 100 que vienen en cada caja, tienen que ser al menos tres cajas para que se luzca mejor. El único problema de este tipo que es solo se ve bien de noche, por eso es que algunos fabricantes de luces han cubierto sus mini ampolletas con pequeños pinos y otros objetos de colores para que se vean bien de día y de noche.

La última alternativa que les voy a dar es hacer regalos pequeños con cajas de fósforos o cajetillas de cigarros forradas con papeles, revistas, telas o restos de papel de regalos, los amarran con una cinta (haciendo la forma de un paquete de regalo), les ponen un cordón y los cuelgan en el pino. Es la que menos me gusta, porque no es tan original, al final lo que habrá debajo del pino son más regalos entonces ponerle encima más es como demasiado, pero no podía dejar de mencionarla porque siempre hay alguien a quien el pino le gusta como su nombre dice: como árbol de pascua (ultra recargado).

powered byDisqus