Yo quiero defender a la Jueza

Una persona real saboteada por la industria de lo artificial.

La Jueza -que en rigor no es jueza sino abogada- Carmen Gloria Arroyo, fue conocida como "La Otra Jueza" en atención a que ese apelativo identificaba originalmente a Macarena Venegas, que se vio envuelta en la polémica cuando se filtraron sus fotos en cutis presumiblemente compartidas por un ex-novio. Ambas tienen en común haber presidido programas de "juicio televisivo" al estilo Dra. Polo y ser guapísimas.

Actualmente Carmen Gloria está en las portadas porque se candidateó a Reina del Festival de Viña, lo cual no tendría nada de particular salvo por la manera virulenta en que la han criticado. ¿Se han fijado en las declaraciones que han hecho sobre ella? Sea cual sea su respuesta, vengo a comentar mi postura.

Comentarios Virulentos

Los he visto por igual en TV y en los diarios. En el canal Mega criticaron su performance en público diciendo que no ensayó el baile, que el strip tease falló porque demoró en desabotonarse la camisa, que quedó agotada por bailar dos minutos y que eso se debe a su avanzada edad (45 años, terrible).

En LUN pudimos ver a Patricia Maldonado y Raquel Argandoña criticando el lunar que Carmen Gloria tiene sobre el labio superior. Ese mismo lunar que en Cindy Crawford era venerado, fue descrito por la Maldo como "Una callampa en la boca" mientras que Argandoña dijo "debiera sacarse el lunar con pelos".

Las críticas más suaves dicen que por ser abogada es aburrida, poco sensual y cuadrada.

Carmen Gloria Arroyo aparece llorando en los diarios de hoy. Le dolieron esas críticas. No estaba preparada para esa clase de virulencia y entró en la arena sin armadura. Ese es el efecto de un ser humano normal cuando se mezcla en el lumpen de la farándula.

En defensa de la Jueza

Se supone que las reinas son una figura lejana, y si miramos con lupa a cualquier estrella de cine probablemente tenga defectos. No he visto el lunar de la Jueza de cerca, dudo que lo vea alguna vez, pero viéndolo de lejos por TV y en fotos, me parece que es absolutamente atractivo. Es todo lo que necesito saber.

Respecto a su edad y profesión, me parece absolutamente encantador que una mujer de 45 años, profesional, hecha y derecha, pueda competir codo a codo con las starlets de la farándula criolla como Luli, Andrea Della Casa y Adriana Barrientos. En la práctica, me parece infinitamente más valiosa su participación, porque es la belleza real y casual compitiendo con personas que viven de calentar la sopa en TV y conocen todas las mañas para salir con famosos, mechonearse en discoteques, dejar escapar un pezón y seguir firmes e imperturbables. Ellas viven en el campo de batalla y están acorazadas, su personaje es impermeable y la virulencia no daña a la persona que hay detrás. En paralelo,  Carmen Gloria Arroyo se presenta tal como es y las ofensas hieren directamente a la persona.

En su figura intensamente humana resplandece la carne de una mujer real. A su lado cualquier otra starlet parece un maniquí fabricado con un propósito, que mira a la cámara con ojos vacíos. Detrás de los ojos de la Jueza hay un universo completo que no conocemos, una persona real en vez de un personaje. En sus curvas más generosas que las de una modelo veinteañera se aloja una esencia destilada y madura que es imposible no admirar y codiciar. Como escribió alguna vez D. H. Lawrence:

Te quiero por eso. Tienes de verdad un culo de mujer, orgulloso de sí mismo. No se avergüenza, no.

No va a ser la última vez que tengamos que elegir entre la perfección anódina de lo artificial y la realidad imperfecta y tangible. Yo se cual es y cual será mi elección entonces, asi como sé que hoy mis simpatías están con la Jueza. Aunque de nada sirva escribirlo, lo escribiré de todos modos.

powered byDisqus