¡Basta de violencia!

Es necesario luchar por la justicia, pero ¿cuánta violencia necesitamos para lograrlo?

En los últimos meses hemos visto como en todo el mundo se vive un ambiente cargado de violencia, asesinatos, secuestros y manifestaciones, entre otras demostraciones de que las cosas no están de lo mejor. Ahora, siempre el hombre se ha "defendido" de sus atacantes mediante la violencia. Pero... ¿Es que acaso más de dos mil años de evolución no han servido de nada?

Pero quiero referirme especialmente a lo que está ocurriendo en nuestro país. Hace un buen rato que en Chile y el mundo el neoliberalismo se apoderó de nuestras vidas. ¡Si quieres vivir fuera de él, puedes irte a la mierda!- nos dicen todos los días bancos, casas comerciales, la publicidad, las AFP, ANFP, el gobierno, el Estado, tus amigos. En realidad todos, porque estamos en esta. Pero lo que no comprendo es por qué se permite que este sistema haga tanto daño a millones de personas en todo el mundo. Bueno, por culpa de todo esto son millones los que ya no soportan más las injusticias y han decidido salir a las calles a manifestarse contra la inequidad. Cosa que encuentro espectacular, ya que significa que la ciudadanía no está completamente dormida siendo un monigote de los actores políticos y económicos más influyentes están moviendo con sus manos sucias.

El problema es la violencia con la que se deben hacer escuchar y con la que se reprime de vuelta. Yo de verdad estoy impactada con tanta sangre que he visto en estos últimos meses. Creo que es demasiado lo que está ocurriendo, comprendo perfectamente lo que la gente en las calles quiere, pero qué onda los saqueos y piedrazos. ¿En realidad es necesario llegar a tanto? Imagínense lo que le ocurrió al joven de la bomba, lo grave de su accidente por querer protestar para vivir en una sociedad más humana o humanitaria. Lo encuentro terrible. Pero más terrible lo que comenzaron a hablar en Twitter cuando nos enteramos del hecho. La gente se burlaba de él crudamente, por favor como tan insensibles.

Sobre el accionar de la policía puedo decir que, obviamente, si hay tipos que los están agarrando a palos, van a reaccionar. Para eso están, para detener a la gente que causa disturbios. Pero me pasa que cada vez que yo he estado en estas manifestaciones las fuerzas de orden no van directamente donde están estas personas sino que pareciera que cobran venganza con quienes están participando pacíficamente porque como nos les da para detener a los revoltosos, según mi opinión, tienen que justificar su trabajo con presos aunque no estés haciendo daño a nadie.

Obviamente, esto ocurre también en el caso mapuche donde la violencia ha cobrado víctimas fatales a las que aún les quedaba mucha vida que disfrutar, pero la maldita violencia de parte de la policía no filtra edades, condiciones sociales, género, ni nada. Los mapuches también actúan con violencia y al final todo es una tremenda cagada donde son muchos los que pagan y lamentablemente hay cientos de niños que se quedan sin padres porque están presos o muertos.

Yo no sé qué le está pasando a nuestro mundo, a nuestro país donde la ley del más fuerte, la misma de la época de las cavernas, gobierna nuestras vidas. ¿Qué pasará con todo esto? No quiero seguir viendo tanto odio, no puedo entender que sea necesario para vivir en paz, no me cabe en la cabeza.

Me gustaría ver que los ciudadanos sean respetados, que la policía no existiera porque no la necesitemos. ¿Por qué tenemos que hacernos tanto daño? Cómo es posible que nos cueste tanto llegar a consensos o acuerdos que convengan a la mayoría. Hasta cuándo nos hacemos los tontos de lo que ocurre a nuestro alrededor.

¡Basta de violencia! Terminemos este escándalo que nos menoscaba como humanidad todos los días. Me gustaría sentirme orgullosa de mi país, de mis raíces, pero cuando veo a un inocente caballo sangrar por la exigencia de tener una educación digna e igualitaria –cosa que debería ser un derecho- solo puedo pensar que me da vergüenza ser ciudadana de Chile y el mundo.

powered byDisqus