Cómo superar la inseguridad en las relaciones

¡Deja los rollos!

Todo parece andar bien. Tu pololo te llama seguido, te va a ver, te pide que lo visites, es cariñoso contigo, es una buena persona, tu familia lo quiere, tus amigos también y tú estás muy enamorada. Pero ay de él si un día tiene un problema en el trabajo, si está pensando en pajaritos, o si simplemente está cansado. Todo se derrumba, ya nada tiene sentido y todo lo que te queda es decirle, muy segura “algo te pasa”. Luego viene el llanto, la frustración y el sabotaje a todo lo que es felicidad. ¿Les suena conocida esta historia?

¿Será que nunca estamos satisfechas? O más bien, será que lo estamos, pero la inseguridad se nos mete en los huesos tan profundo, que no nos deja pensar con claridad. Hemos hablado de los fails y demases que cometen las mujeres en la etapa del pinchazo, cuando aún el cariño no está consolidado y los varones huyen aterrorizados.

Pero poco hemos dicho sobre cuando una ya está en una relación buena, con un hombre increíble, es feliz, está enamorada y están enamorados de una. A veces son las hormonas, pero otras veces, son sólo los malditos “rollos” mentales los que nos juegan en contra. Asumimos cosas a partir de nuestras impresiones, sin preguntar nada, confundimos la realidad con la ficción, y en nuestra cabeza pasa la media película, era que no, con el peor de los finales. Cómo me alegré cuando vi este artículo, que da  7 tips para superar la inseguridad en las relaciones, que traduje y resumí para ustedes. No creo que todas suframos de todo lo que ahí se plantea, pero algo se puede sacar.

1.- Deja de confundir la realidad con la ficción: no sólo ocurre que empezamos a imaginarnos cosas. ¡Las creemos! Es importante tener claro que en la relación hay momentos de intimidad y cercanía y momentos de espacio personal. La pareja puede estar pensando en otra cosa, lo que no quiere decir que no nos quiera. La próxima vez que te sientas insegura, detente a pensar si aquello que te complica es algo que en verdad ocurre o algo que te estás imaginando.

2.- Evita la trampa de la certeza: Descontrol. Deja de querer que todo sea exactamente como tú quieres que sea. “TENGO que saber si REALMENTE  me quiere”. No pasa nada socita. Hay que vivir con la incerteza. Sólo sé que nada sé. Si uno está todo el rato preocupado de estar SEGURO de que el otro lo quiere y lo va a querer para siempre, no disfruta el momento.

3.- Darse tiempo: si uno está constantemente encima de la planta que plantó,  y le tapa el sol, nunca la verá crecer. Darle aire, darle luz, darle espacio. No es tan terrible estar separado por un momento del ser que se ama.

4.- Deja  de leer la mente: Es muy agotador, y tiende a desarrollar una gran ansiedad, el estar constantemente pensando qué es lo que el otro está pensando. Y si dice algo, no asumas que quiere decir otra cosa; y si no dice nada, no le atribuyas al silencio un significado que no tiene. Y es que todos tenemos derecho a pensar sin decir lo que estamos pensando.

5.-Deja de comparar la relación actual con las anteriores: Si uno estuvo en una relación con alguien que fue abusivo, deshonesto o muy criticón, tiende a ponerse a la defensiva con el actual que NO TIENE esos problemas. Si te pasa muy seguido, haz una lista con todos los comportamientos destructivos de tu ex, que te hizo tanto daño. Al lado de esto, escribe todo aquello en lo que tu actual pareja se diferencia. Revisa seguido esta lista.

6.- Busca la seguridad en ti misma: Ya sabes que no puedes estar segura de que estarás para siempre con tu amado y que vivirán un cuento de hadas. Pero sí puedes estar segura de que si algo sale mal, no morirás, y saldrás adelante. Eres fuerte y lo lograrás.

7.- Enfócate en lo bueno: se supone que las relaciones se han hecho para ser divertidas, para pasarlo bien, al menos la mayor parte del tiempo. Nadie dice que no habrán algunas dificultades, pero ¿Vale la pena una relación en la que constantemente estás enfocándote en lo malo? En vez de enfocarte en lo que crees que no está funcionando, enfócate en lo que sí está funcionando. Ninguna relación significativa es 100% buena el 100% del tiempo.

Finalmente, una buena relación es para disfrutarla juntos; compartir recursos y desarrollarse de modos saludables. Si alguien te engaña o te maltrata, es normal estar insegura. Pero si en realidad, estás en una buena relación, entonces sigue estos tips, porque lo que tienes es maravilloso.

¿Alguien ha superado las inseguridades ?¿Cómo lo han hecho?

powered byDisqus