Tendencias Hoy: Faldas Plisadas

¡Si ves una no dudes en conseguirla!

Escribir esta semana sobre temas que siempre van a ser connotados como superficiales a modo grueso dentro de la sociedad no es fácil, ni tampoco algo de "primera necesidad". Querernos, preocuparnos y vivir la vida a concho es algo que sí me sale como primera necesidad en estos momentos y me acuerda lo que me decía siempre mi profesora jefe de cuarto medio, con su pelo pelirrojo y su voz ronca de tabaco "Aquí y Ahora".

Pero hay que embellecer la vida, reflexionar, pensar y seguir. Y siguiendo pienso en lo que me encantaría fuese uno de mis outfits de esta primavera-verano que ya se huele (antes que la empanada y la chicha, llegó el calor, y no lo podemos negar): ¡faldas plisadas! Esta obsesión ha ido mutando. Y es que primero mi mente coqueteó con las faldas largas después de enamorarme perdidamente de la colección de Jill Sander S/S 2011 y ver que el color block cabía en mi mente además de en lindos bolsos, en faldas largas. Después que los cerezos florecieron en Santiago, se inculcó en mi mente la mutación romántica de este amor: faldas largas,...¡pero plisadas!

Ahora, una prenda de este calibre no es "llegar y llevar" y si bien se ve preciosa con tops basics en colores neutros (gris, blanco, taupé negro) lo ideal es considerar los siguientes puntos para no morir en el intento:

1. Porte: No somos Carla Bruni....no (al menos yo no) y como la mayoría de las chilenas muy altas no somos, lo ideal es entender que este es nuestro principal obstáculo para no parecer gitana de la plaza. Por lo mismo, si nos vamos a atrever, hagámoslo de una. Escoger faldas bajo la rodilla, media mano arriba de los tobillos o etc. nos hace peor, ya que corta el cuerpo y achata la figura. Larga, y de una.

2. Keep it Simple: Acá lo ideal creo yo es aferrarse al poco volumen, la soltura de las prendas, y colores lisos para alejarnos de cualquier disfraz o burla (amish, religiosa ortodoxa, gitana, folclórica, etc).

3. Mi Estilo: Todo queda mejor cuando todo se siente propio y cómodo. Por lo mismo, accesorice con "su territorio". Yo por ejemplo le pondría muchas pulseras, y si bien algunas esconden tacos bajos las telas, yo lo usaría con ballerinas. A esas les puedo dar un toque, usando ballerinas del tipo animal print, o con lazos, brillos, etc.

powered byDisqus