Freestyle: Cabello Ombre en pocos pasos, para las inquietas

Es el look del momento y es muy sencillo de lograr, no tienes que ir al salón

Lo admito. Me encanta experimentar con mi cabello y maquillaje; más con el primero que con el segundo. La razón es que todavía no encuentro un corte de cabello que me encante, pero mientras eso sucede me gusta jugar con los colores. Me lo he pintado de rosa, con mechones dorados, todo rojo y estoy de vuelta al café... pero no por mucho.

Este año se ha visto mucho el estilo de cabello californiano; con un tono castaño en las raíces y decolorado sutil (o no tan sutilmente) en las puntas así que me puse a investigar un poco para ver qué tan complicado era lograrlo y resulta que no lo es para nada. Así que si como yo te encanta jugar con tu look, esto es para ti.

Primero que nada, tienes que decidir qué tipo de Ombre (así se llama el afamado estilo) te gusta más. Busca fotografías que te muestren los tonos que más te gustan y toma en cuenta el color de tus raíces; lo más recomendado es que busques lo más cercano a lo que tienes para que se maltrate y decolore la menor cantidad de cabello posible.

A mí me gusta algo como esto:

Si no te has pintado el cabello de negro o castaño oscuro recientemente, puedes comprar un paquete para aclarar el cabello en el supermercado o ir a una tienda especializada donde, según el color de tu cabello, los vendedores pueden recomendarte los volúmenes que necesita tener tu decolorante para lograr aclararlo hasta el tono que deseas.

Si tienes el cabello pintado de negro o de un tono muy oscuro, será necesario que vayas a un salón de belleza para una limpieza de color, de otra forma puede ser que logres un tono anaranjado y disparejo en la porción que requiera decoloración.

Aplica el decolorante solo en las partes que desees aclarar. Se recomienda que dejes un 30% o 40%  desde la raíz hasta la zona que deseas decolorar.

Una vez que hayas logrado aclarar tu cabello, aplica el tinte del color que deseas. Mientras más pegado a tus raíces oscuras esté, satura más el color ahí y aplica gradualmente menos hasta que las puntas sean el punto más claro de tu cabello.

Para evitar que los colores se mezclen, te recomiendo separar por partes tu cabello y recubrir cada parte con papel aluminio durante el proceso de coloración. Esta parte del proceso dura alrededor de 30-40 minutos.

Después de esto, enjuaga tu cabello como lo harías normalmente y aplícate un acondicionador. Seca tu cabello y observa si obtuviste el resultado que deseabas. Espero que sí, pero siempre es mejor hacer este proceso con la ayuda de alguien con quien platicar y que pueda ayudarte con la parte trasera de tu cabeza.

Les cuento en un par de semanas, cuando lo haga, cómo me fue.

powered byDisqus