Cinco mitos para un cuerpo perfecto

No todo lo que te dicen es cierto.

Hubo un tiempo en el que estaba obsesionada con ser perfecta. Quizás era parte de mi inmadurez pensar que siendo la más guapa físicamente iba a tener mejor éxito con los hombres. Por eso, pasé mucho tiempo haciendo dietas extremas y la verdad es que fue la peor época de mi vida. Finalmente, decidí llevar una vida más saludable y hacer deporte.

Además comprendí que hay mujeres flacas, voluptuosas, corpulentas, altas, bajas, con curvas y planas. No todas tenemos la misma contextura y por lo mismo no existen pautas comunes para moldear el cuerpo. De hecho hubo un momento en el que yo logré bajar varios kilos, pero como soy ancha de espalda y caderas pronunciadas, no me veía delgada como yo quería. Menos mal que ahora ya no tengo esa mentalidad.

De todas formas hoy me cuido, pero solo lo justo y necesario. Si andas en ese camino de la vida saludable, es importante que sepas que algunos mitos en cuento a la delgadez o bajar de peso, no existen.

Las delgadas no tienen celulitis. Eso es falso. Si quieres bajar de peso para hacerla desaparecer, debes saber que muchas veces la celulitis va más allá de los kilos demás. Se debe a una mala circulación linfática, algo que afecta a todas. De hecho, el 80% de las mujeres tienen celulitis a partir de la pubertad, no tiene nada que ver con el peso, según Rodrigo di Gregorio, nutricionista que habló con elpais.com.  Muchas veces también es por razones genéticas.

La fruta engorda menos si se toma antes de las comidas. Recuerdo que una nutricionista me dijo que jamás me comiera una fruta después de almuerzo, pero al parecer ella estaba equivocada.  Tiene las mismas calorías si se ingiere antes o después y las dietas lo recomiendan para saciar un poco el hambre antes de sentarse a comer

Las dietas basadas en frutas son mejores. Falso. Hay algunas dietas que las llaman “la de la manzana”, “la de la naranja” que en verdad no son buenas, ya que según los nutricionistas, no son equilibradas, ya que solo aportan minerales, fibra y antioxidantes. Pero no proteínas, hidratos de carbono y grasas, elementos esenciales. Como dato, las frutas con menos calorías son el melón, la sandía, la papaya, la guayaba y el pomelo.

Los beneficios de hacer ejercicio son los mismos, independientemente de la hora a la que se practique. “Varios estudios demuestran que hacer deporte por la mañana quema más grasas” afirma el preparador físico, Rodrigo Hernández. Lo bueno de hacer ejercicio en la mañana es que además nos da mayor energía, debido al aumento de endorfinas.

La influencia de las modelos puede ser negativa. Esto es muy cierto, ya que ver mujeres delgadas en todas partes, hacen que muchas nos obsesionemos con un cuerpo perfecto. Sin embargo, un reciente estudio de la Ohio State University de Columbus (EE.UU) asegura lo contrario e incluso dice que pueden mejorar nuestro estilo de vida. Esa es la conclusión a la que han llegado después de que 140 mujeres se rodearan y leyeran reportajes con fotos de modelos y famosas durante cinco días. Las mujeres a las que les tocaron artículos sobre delgadez tenían una mejor opinión sobre su cuerpo que el resto. La razón: se habían puesto a hacer deporte, según lo publicado en elpais.com.

Y tú, ¿cómo te cuidas? 

Fuente: El mito de la delgadez (elpais.com)

powered byDisqus