Lo bueno y lo malo de las relaciones de rebote

Hay un dicho muy popular que va así "un clavo saca a otro clavo", pero ¿será cierto?

Empezar una relación justo después de haber terminado otra parece ser la cura al dolor que más se autorecetan las personas. Desde las amigas que te empujan a no quedarte en tu casa ahogada entre pañuelos desechables, hasta las ganas mismas de demostrarle a tu ex pareja que no lo necesitas, son muchas las razones que nos empujan a buscar los brazos de alguien más para encontrar el confort que no encontramos en nosotras mismas.

Estas relaciones de rebote son tan comunes que a muchos les han roto el corazón más de una vez al escuchar un "Te quiero, pero es mejor ser amigos. No quiero nada serio en este momento." cuando ya es demasiado tarde; es decir, cuando ya están enamorados.

No creo que tenga nada de malo pensar en seguir adelante, ni creo que tenga que haber un tiempo mínimo de luto entre relaciones, siempre y cuando estemos conscientes de qué es lo que estamos buscando y seamos honestas con eso.

Si terminaste recientemente con tu pareja y lo único que extrañas es a alguien a quien abrazar por las noches y quien te consienta -sin ofrecer nada emocional a cambio- tienes que buscar a alguien que esté dispuesto a darte solo eso, de otra forma estarías utilizando a la persona. Y eso no es justo.

A veces no es fácil darse cuenta de qué es lo que está pasando; justo después de haber terminado una relación podemos llegar a sentir un vacío tan grande que nuestro corazón, o nuestra mente, intenta llenar rápidamente para no sentirnos tan mal. Y de alguna forma funciona, hasta que te das cuenta de que no es realmente lo que querías.

Nunca he estado de acuerdo con la idea de que un clavo saca a otro clavo porque creo que el lugar que ocupa cada persona es único. Yo no le asigno un puesto a mi corazón a nadie; no es como si renunciara el Presidente de mi corazón y se abriera la vacante para el siguiente. Para mí, cada quien tiene un lugar importante e intransferible, así que eso de sustituir a las personas simplemente no me funciona.

Lo que sí creo es que siempre hay que estar abiertas a cualquier posibilidad. Tal vez no sea una relación de rebote lo que está llamando a tu puerta, sino exactamente la relación que estabas esperando.

powered byDisqus