“Saving face” se llevó el Óscar a mejor cortometraje documental

En él, los realizadores denuncian los ataques con ácido por los que se han visto enfrentadas las mujeres pakistaníes y que hoy marcan uno de los dramas del país.

El documental “Saving face” Saving face, dirigido por Daniel Junge y producido por Sharmeen Obaid-Chinoy, fue galardonado como el mejor cortometraje documental en la 84ª edición de los Premios Óscar de la Academia de Cine de Hollywood.

En él, los realizadores denuncian los ataques con ácido por los que han visto enfrentadas las mujeres pakistaníes y que hoy marcan uno de los dramas del país.

El hilo conductor lo lleva un doctor británico-paquistaní que viaja hasta ese lugar para tratar de reconstruirles el rostro a las adolescentes y mujeres víctimas de estos ataques, en su mayoría producidos por sus parejas. Las víctimas, en el mejor de los casos, tienen la posibilidad de ser sometidas a numerosas operaciones de cirugía plástica. Claramente, en muchas ocasiones mueren o simplemente es tanta la destrucción facial, que no hay nada que pueda ayudarlas.

"Muchas gracias a todos por su amor y apoyo. Abrumada y muy agradecida a Dios por darme esta oportunidad", dijo Sharmeen Obaid-Chinoy a sus seguidores de Twitter. Además, con mucha emoción dedicó su premio "a todas las mujeres en Pakistán que están trabajando a favor del cambio. No abandonéis vuestros sueños: esto es para ustedes”, expresó sobre el estrado.

"El documental subraya el éxito de los agentes del cambio pero también alerta de que no es suficiente", señala Valerie Khan, de ONG que colaboró con el proyecto, y agrega "el corto demuestra que es posible hacer algo contra eso. Es sobre las mujeres que están intentando luchar y sobre los hombres que han intentado ayudarlas", concluyó.

Por lo general, las razones de los agresores para quemarles cara a una mujer es porque ellas no quieren casarse, por ajustes de cuentas, chantajes entre familias o el enfado de un padre por tener una niña como hija, en un país donde el varón promete más recursos económicos.

Además, el nulo control sobre la venta de ácidos como el sulfúrico o el nítrico, favorece a que estas agresiones sean cada día más comunes en Pakistán, ya que ambos productos se pueden adquirir sin presentar argumentos.

Más de alguna vez hemos hablado de las terribles agresiones que afectan a las mujeres de Pakistán. Tema de relevancia mundial que llama a todo el mundo a tomar conciencia. De hecho, Según registros, anualmente en Pakistán unos 200 ataques con ácido -el 75 por ciento contra mujeres-, según la Fundación Supervivientes del Ácido (ASF), la que hoy está trabajando en iniciativas legales para castigar a quienes realicen este delito.

Aquí les dejo el tráiler.

Ver en YouTube

Fuente: Saving face, la película ganadora a mejor documental corto. (rpp.com.pe)

 

 

powered byDisqus