¿Estás lista para casarte? Averígualo con este test hecho en 1939

Remontándonos a una época en que para ser una buena esposa no recomendaban pintarte las uñas de rojo

¿Qué tan lista te sientes para dar el gran paso? ¿No estás muy segura? Pues este pequeño test vintage (publicado en Buzzfeed) te puede dar una idea de qué tan bien estás en el esposómetro

Con una columna designada a factores que te hacen una mala candidata y otra con cualidades apreciables en una futura esposa, la idea es marcar tu puntaje y restarle los puntos negativos a las conductas deseables para poderte ubicar en algún punto entre excelente candidata o un mejor escoge a otra chica. 

Según el test, irte a dormir con tubos en la cabeza, pintarte las uñas de rojo, tardarte en meterte a la cama como esperando a que tu esposo esté casi dormido, que no te gusten los niños y poner tus pies fríos cerca de tu esposo para calentarlos son actitudes que te restarían puntos a los ojos de una casamentera.

Por el otro lado, si la comida siempre está lista a tiempo, tocas algún instrumento musical como el violín, le preguntas a tu esposo su opinión antes de tomar una decisión, siempre estás de buen humor y jamás te vas a dormir enojada, sin olvidar dejar que tu esposo duerma hasta tarde los domingos entonces eres una candidata excepcional. 

Creo que si tuviera que responder honestamente este test, nadie de la década de los cuarenta se casaría conmigo.

No se preocupen que esto no es solo para discriminar a las futuras buenas esposas: también hay una versión para evaluar al futuro esposo, donde leer el periódico en la mesa, no llamar cuando llegará tarde a cenar, roncar y dejar los zapatos tirados en la sala son actitudes que lo harían una mala elección.

Pero si este distinguido caballero te ayuda a lavar los platos, recuerda las fechas importantes, es un buen trabajador y proveedor, tiene temas de conversación interesantes y es cordial con tus amigas entonces es lo más cercano a un príncipe azul.

 

powered byDisqus