Las niñas que crecen en hogares problemáticos tienden a desarrollar obesidad

Sin embargo, según un estudio, no pasa lo mismo con los varones

Según un estudio realizado por el diario médico Pediatrics, las niñas que viven en hogares problemáticos y estresantes, donde reina la violencia, depresión o algún otro trastorno parecido, son más propensas a presentar obesidad desde los 5 años, en contraste con las niñas que crecen en hogares más estables y tranquilos.

Presenciar algún suceso negativo o traumático también contribuiría a que desde muy pequeñas desarrollen este tipo de padecimiento. Lo curioso es que este mismo fenómeno no se da en los varones. Los investigadores que realizaron el estudio no se explican por qué no pasa igual con los niños, pero creen que puede estar ligado su capacidad natural de superar mejor el estrés, en parte, porque son más activos físicamente.

Para el estudio, analizaron a madres e hijos de 20 de las ciudades más importantes de Estados Unidos. De 1605 niños en edad preescolar, al menos el 60% había vivido alguna de las siguientes situaciones: violencia doméstica, hambre, cambios continuos de residencia o vivir en un refugio, un padre en prisión, una madre depresiva o uno de los padres adicto al alcohol o a las drogas.

Este tipo de conflictos puede hacer que los padres no tengan el tiempo suficiente, o la capacidad, de ocuparse del bienestar integral de sus hijos, lo que se refleja inmediatamente en los hábitos alimenticios. “Es probable que la madre proporcione demasiada comida al infante como forma de consuelo o para satisfacer sus necesidades emocionales, o incluso como una forma de autoalivio”, explica el estudio.

Según los investigadores, las niñas aprenden a manejar el estrés consumiendo alimentos ricos en calorías y grasas; comportamiento que podrían adoptar para el resto de su vida.

De igual forma creen que cuando una niña está expuesta al mismo estrés que la madre, la respuesta biológica de su cuerpo hace que se produzcan altos niveles de hormonas de estrés, las cuales creen que están ligadas al incremento de grasa abdominal y síndromes de comedores compulsivos.

¿Ustedes creen que esté relacionado?

 

Fuente: CNN México

powered byDisqus