Nunca he durado más de un mes en el gimnasio

Siempre me lo propongo pero antes de la segunda semana comienzan a bajar mis ánimos otra vez

Entre las cualidades que me gustaría tener están tener una bonita voz para poder cantar sin que se rompan los cristales de alrededor y ser una de esas personas a las que le gusta hacer ejercicio.

Dicen que hacer ejercicio, más que un gusto, es un hábito que uno se tiene que crear y que acaba siendo parte fundamental de la vida diaria, pero simplemente jamás he llegado a ese punto. Y es que nunca he logrado estar más de un mes en un gimnasio.

Y como yo, seis de cada diez personas tiran la toalla en los primeros tres meses después de haberse matriculado en alguna actividad deportiva o gimnasio; aunque es mucho más difícil que abandonen la rutina si son parte de un equipo, por ejemplo, de futbol, voleyball, o cualquiera de esos.

Por más que lo intente y me sienta mejor físicamente con cada día que pasa, aunque pase un muy buen rato haciendo listas de música especiales para el gym y a pesar de la inversión en ropa especial para hacer ejercicio, nunca logro llegar a ese punto en el que me comprometo a dedicarle un espacio fijo al deporte en mi vida.

Y no es que sea floja. Me encanta jugar basketball o voleyball de vez en cuando, me fascina nadar y puedo caminar por horas sin cansarme pero si conscientemente decido "ahora voy a hacer ejercicio", es como si mi batería se drenara por completo en ese momento.

Según los psicólogos, el factor clave para lograr el éxito en la adopción de una vida sana es la motivación. Lo que me pasa es que esa motivación se me quita al poco tiempo ¿Habrá algún truco para ayudarnos a los que sentimos que no nacimos para esto? ¿A ti te ha pasado igual? ¿Qué te funcionó?

powered byDisqus