Dupla de publicistas y hermanos gemelos han tenido una explosiva carrera ligada al mundo de la creatividad. A los 24 años, crearon su propia agencia, Leche 2, y hoy la rompen con Huntcha.com, el nuevo fenómeno de las redes sociales que te ayuda a conectar con tu amor secreto.


Para estos gemelos publicistas, el mundo de la creatividad lo es todo, desde allí han desarrollado su exitosa carrera, que incluye varios premios publicitarios y la creación de su propia agencia Leche 2. Hoy están innovando en las redes sociales con Huntcha.com, una plataforma social que permite saber si le gustas a tu amor secreto, guardando la confidencialidad. En septiembre de 2011, tan sólo tres semanas después de su lanzamiento en Chile y sin mayor difusión que sus muros de Facebook, ya tenian 10 mil cuentas creadas, por lo que viajaron a Silicon Valley a buscar socios para su proyecto. Hoy, con más de 50 mil inscritos, acaban de lanzar el sitio en Estados Unidos y  están viviendo en California, trabajando a full en el desarrollo de nuevas funcionalidades y la internacionalizacion de Huntcha, con el apoyo de socios como el gurú de Internet, Wenceslao Casares.

-Belelú: ¿Qué significa el éxito para ustedes?
-Sebastián Zegers: Por ahí escuchaba el otro día a un tipo que decía cuando tienes éxito o tienes plata, o las dos cosas, puedes decir que no y las cosas te importan menos.
-Cristóbal Zegers: Y eso es un poco lo que al final todos buscamos. Personalmente, creo que el éxito da tranquilidad. Nosotros los jóvenes, si nos podemos seguir llamando jóvenes -tienen 32 años-, estamos buscando tranquilidad, más que tantos lujos. Nosotros estamos viviendo en Los Angeles, EE.UU., y el lujo es una cuestión impactante. No estamos buscando eso, nosotros queremos el éxito transformarlo en tranquilidad, en poder tener tiempo, que es un recurso tan escaso, poder estar con la gente de uno.

-B: ¿En qué momento notaron que estaban destacándose, marcando una diferencia?
-SZ: A nosotros como publicistas hace años nos iba más o menos bien. Lo que pasa es que la publicidad es una carrera donde se mete mucho ruido. Te ganas un premio en Argentina a los 23 años, cuando estás recién empezando, y empiezas a sonar en tu entorno. Y al mismo tiempo,  a varios compañeros míos les pasaba lo mismo, no éramos nosotros nomás. Así, avanzamos de a poquito y después generamos nuestra propia agencia, Leche 2, que hoy es bastante conocida y donde manejamos cuentas gigantes. Nosotros teníamos 26 años cuando pasó eso, entonces también eso era algo grande.
-CZ: Una cosa que nos ayuda mucho y que tiene una gran ventaja es que somos dos, entonces cuando uno se está cacharreando, el otro lo corrige inmediatamente. Tienes un asesor constante al lado y eso nos ayuda súper harto. Hay mucho apoyo de uno con el otro, esa es la característica de nosotros y porque yo creo que nos ha ido bien. Nos damos mucho apoyo, lo que sirve para los momentos malos y también, para ser un poco más osados.

-B: Probablemente el éxito para algunos sea simplemente ganar dinero, pero a veces hay otras motivaciones que inspiran para desarrollarse como persona, de estas otras, ¿cuáles son las que a ustedes los mueven?
-SZ: El mundo en que nos movemos, es el mundo de la creatividad. Desde que somos  publicistas, eso es lo que más nos motiva. O sea, levantarse para ir a un banco debe ser muy distinto que levantarse a sacar ideas para una campaña, supongo. Y hoy día que con Huntcha, de alguna manera somos nuestro propio cliente, todo eso es mucho más intenso y mucho mejor aún. Nosotros sacamos una campaña de publicidad ahora y vamos y la filmamos y la dirigimos nosotros, eso para nosotros es pura adrenalina. Sin ser cliché ni nada, hoy yo me levanto cada día más temprano, porque tengo ganas de levantarme luego para empezar a revisar los mails y ver qué está pasando.  Y pensar nuevas ideas y nuevas estrategias para que Huntcha se expanda. Y qué nuevas función le podemos generar. Y también la motivación más de fondo con Huntcha es que de verdad se hagan nuevas parejas. Si nosotros podemos colaborar a que las personas que tienen que estar juntas, estén juntas ¡imagínate!
-CZ: Estamos todo el tiempo con nuestra creatividad, intentando poner más y más funciones en el sitio. Levantarse para pensar ese tipo de ideas y después verlas hechas, o dirigir un comercial que tú pensaste y que después tiene millones y millones de views en YouTube, son cosas increíbles.

-B: ¿Qué tan importante es el tiempo libre en sus vidas?
-SZ: Es lejos lo más importante. No sé si esto va a sonar muy cliché o no, pero yo siento que el camino que nosotros hemos elegido en nuestra vida, que tiene que ver con la creatividad desde la publicidad, tiene mucho que ver con el tiempo libre. En los momentos que estás de vacaciones, igual siempre estás pensando en ideas. Tu cabeza está acostumbrada a pensar de esa manera. Obviamente que el tiempo libre es fundamental y necesitas descansar y todo, pero yo creo que el camino que nosotros hemos elegido se parece mucho al tiempo libre, más que cualquier otra carrera.
-CZ: Para mí también es lo más importante. Y obviamente, ocupar el tiempo libre… ocuparlo para ver o hacer lo que todo ser humano,  estar con la familia, con los amigos, eso es lo que más me hace feliz. Ahora que vinimos un ratito a Chile lo hemos aprovechado a concho.

-B: ¿Cómo han logrado compatibilizar su éxito profesional con la familia y sus hobbies?
-CZ: Cuando tú tienes un emprendimiento, te empiezas como a obsesionar un poco. A nosotros nos pasaba, cuando armamos la agencia, teníamos 24 años y no sabíamos controlar eso. Entonces estabas hasta las tres de la mañana, te despertabas y decías, en este momento voy a trabajar en el computador para aportarle a lo que yo mismo estoy creando. Entonces es algo que vas aprendiendo con el tiempo, que el tiempo libre y la familia y el descanso son parte también del camino al éxito. Ya llevamos un buen tiempo en esto y ya sabemos compatibilizar bien.
-SZ: Ahora en Estados Unidos nos ofrecieron una oficina y dijimos que no, así que estamos trabajando desde la casa y eso es exquisito, es lo máximo. Soy el padre más presente de la historia, yo creo que a esta altura mi hija me mira y dice “¿Qué hace este hueón acá?, que se vaya”, jajaja.


 

Esta entrevista es parte de Los 17 de la Series 7, un conjunto de conversaciones con destacados líderes chilenos en ámbitos como el emprendimiento, medio ambiente, tecnología y otros.

Keeping sharing simple...
22
Keeping sharing simple...
22

Sobre el autor

Madres e hijas, esposas y amantes, princesas y brujas. El equipo de Belelú tiene un poco de toda mujer que haya existido. Nos puedes seguir en el Twitter Belelú.

Hace años que se viene hablando de las grandes empresas transnacionales que subcontratan fábricas en países con gran riesgo social ya que de esta manera abaratan costos. El grave problema es que las segundas también tienen el mismo objetivo y para esto tienen paupérrimas condiciones laborales, sus trabajadores a diario se encuentran sometidos a tratos esclavizantes e incluso emplean a niños y los explotan. De acuerdo a la cifra entregada por Organización Internacional del Trabajo (OIT), en el mundo hay más de 168 millones de niños trabajando, especialmente en la industria de la moda.

937d028bcef0956664fd9609f4a49f3e

Sin embargo, existe una organización sin fines neozelandesa llamada "Child Labor Free" que nació con el objetivo de crear una etiqueta ética la cual acredite que las empresas que la usen no están relacionadas al trabajo infantil en ninguno de los procesos de producción de sus productos. Claro que para esto, la empresa debe someterse a la auditoría independiente de la consultora Ernst & Young. Michelle Pratt es la directora general y fundadora de Child Labor Free y declara que el trabajo de protección a los niños en la industria de la moda se encuentra en paralelo al de los productos con etiqueta "cruelty free" en la fabricación de cosméticos.

libre-de-esclavitud-infantil

"Child Labor Free" cuenta con el apoyo de UNICEF y ya tiene un prototipo de la etiqueta que será presentada en la próxima semana de la moda de Nueva Zelanda.

Caso GAP y Victoria’s Secret

[caption id="attachment_523820" align="aligncenter" width="660"]Child Labor In China Niña China trabajando en el algodón.[/caption] Existen diversos casos al rededor del mundo. Un ejemplo es el de GAP que en 2007 se convirtió en un gran escándalo tras conocerse la investigación del Sunday Observer que reveló que la marca usaba niños para hacer camisetas para niños. ¿Irónico no? También muy conocida es la historia de lo ocurrido con Victoria’s Secret en 2008, la compañía de lencería más famosa del mundo lanzó una campaña publicitaria asegurando que el algodón usado estaba libre de pesticidas y provenía de tratos justos. El asunto es que un año después Bloomberg News publicó una historia que rompería el corazón de millones de fanáticos de Victoria’s Secret en todo el mundo. El medio especializado en economía, informó que en la recolección de este algodón se usaba a varios niños ya que sus manos eran más pequeñas y rápidas, mucho más eficientes para este trabajo. Además, hubo una historia que particularmente la mayoría recuerda y es la de una niña de 13 años que era obligada a trabajar por su padre adoptivo. Ella debía hacer los surcos donde luego se plantaba el algodón y además estaba en pésimas condiciones alimenticias.

Comentarios

comentarios

Relacionados

Hace años que se viene hablando de las grandes empresas transnacionales que subcontratan fábricas en países con gran riesgo social ya que de esta manera abaratan costos. El grave problema es que las segundas también tienen el mismo objetivo y para esto tienen paupérrimas condiciones laborales, sus trabajadores a diario se encuentran sometidos a tratos esclavizantes e incluso emplean a niños y los explotan. De acuerdo a la cifra entregada por Organización Internacional del Trabajo (OIT), en el mundo hay más de 168 millones de niños trabajando, especialmente en la industria de la moda.

937d028bcef0956664fd9609f4a49f3e

Sin embargo, existe una organización sin fines neozelandesa llamada "Child Labor Free" que nació con el objetivo de crear una etiqueta ética la cual acredite que las empresas que la usen no están relacionadas al trabajo infantil en ninguno de los procesos de producción de sus productos. Claro que para esto, la empresa debe someterse a la auditoría independiente de la consultora Ernst & Young. Michelle Pratt es la directora general y fundadora de Child Labor Free y declara que el trabajo de protección a los niños en la industria de la moda se encuentra en paralelo al de los productos con etiqueta "cruelty free" en la fabricación de cosméticos.

libre-de-esclavitud-infantil

"Child Labor Free" cuenta con el apoyo de UNICEF y ya tiene un prototipo de la etiqueta que será presentada en la próxima semana de la moda de Nueva Zelanda.

Caso GAP y Victoria’s Secret

[caption id="attachment_523820" align="aligncenter" width="660"]Child Labor In China Niña China trabajando en el algodón.[/caption] Existen diversos casos al rededor del mundo. Un ejemplo es el de GAP que en 2007 se convirtió en un gran escándalo tras conocerse la investigación del Sunday Observer que reveló que la marca usaba niños para hacer camisetas para niños. ¿Irónico no? También muy conocida es la historia de lo ocurrido con Victoria’s Secret en 2008, la compañía de lencería más famosa del mundo lanzó una campaña publicitaria asegurando que el algodón usado estaba libre de pesticidas y provenía de tratos justos. El asunto es que un año después Bloomberg News publicó una historia que rompería el corazón de millones de fanáticos de Victoria’s Secret en todo el mundo. El medio especializado en economía, informó que en la recolección de este algodón se usaba a varios niños ya que sus manos eran más pequeñas y rápidas, mucho más eficientes para este trabajo. Además, hubo una historia que particularmente la mayoría recuerda y es la de una niña de 13 años que era obligada a trabajar por su padre adoptivo. Ella debía hacer los surcos donde luego se plantaba el algodón y además estaba en pésimas condiciones alimenticias.
Hace años que se viene hablando de las grandes empresas transnacionales que subcontratan fábricas en países con gran riesgo social ya que de esta manera abaratan costos. El grave problema es que las segundas también tienen el mismo objetivo y para esto tienen paupérrimas condiciones laborales, sus trabajadores a diario se encuentran sometidos a tratos esclavizantes e incluso emplean a niños y los explotan. De acuerdo a la cifra entregada por Organización Internacional del Trabajo (OIT), en el mundo hay más de 168 millones de niños trabajando, especialmente en la industria de la moda.

937d028bcef0956664fd9609f4a49f3e

Sin embargo, existe una organización sin fines neozelandesa llamada "Child Labor Free" que nació con el objetivo de crear una etiqueta ética la cual acredite que las empresas que la usen no están relacionadas al trabajo infantil en ninguno de los procesos de producción de sus productos. Claro que para esto, la empresa debe someterse a la auditoría independiente de la consultora Ernst & Young. Michelle Pratt es la directora general y fundadora de Child Labor Free y declara que el trabajo de protección a los niños en la industria de la moda se encuentra en paralelo al de los productos con etiqueta "cruelty free" en la fabricación de cosméticos.

libre-de-esclavitud-infantil

"Child Labor Free" cuenta con el apoyo de UNICEF y ya tiene un prototipo de la etiqueta que será presentada en la próxima semana de la moda de Nueva Zelanda.

Caso GAP y Victoria’s Secret

[caption id="attachment_523820" align="aligncenter" width="660"]Child Labor In China Niña China trabajando en el algodón.[/caption] Existen diversos casos al rededor del mundo. Un ejemplo es el de GAP que en 2007 se convirtió en un gran escándalo tras conocerse la investigación del Sunday Observer que reveló que la marca usaba niños para hacer camisetas para niños. ¿Irónico no? También muy conocida es la historia de lo ocurrido con Victoria’s Secret en 2008, la compañía de lencería más famosa del mundo lanzó una campaña publicitaria asegurando que el algodón usado estaba libre de pesticidas y provenía de tratos justos. El asunto es que un año después Bloomberg News publicó una historia que rompería el corazón de millones de fanáticos de Victoria’s Secret en todo el mundo. El medio especializado en economía, informó que en la recolección de este algodón se usaba a varios niños ya que sus manos eran más pequeñas y rápidas, mucho más eficientes para este trabajo. Además, hubo una historia que particularmente la mayoría recuerda y es la de una niña de 13 años que era obligada a trabajar por su padre adoptivo. Ella debía hacer los surcos donde luego se plantaba el algodón y además estaba en pésimas condiciones alimenticias.