Tratamientos de belleza en casa: Tónico de té verde

Dos sencillas recetas para rejuvenecer la piel en cuestión de minutos

El té verde es maravilloso por sus propiedades antioxidantes y calmantes pero bebiéndolo no es la única forma en que podemos aprovechar todos sus beneficios. Si quieres ahorrarte un poco de dinero en tónicos carísimos y pasarte al lado de lo natural y hecho en casa, puedes probar este sencillo tónico que hará que tu piel se sienta, inmediatamente, más suave y revitalizada.

Es tan sencilla que probablemente dudarás que funcione, pero realmente vale la pena probarla. Necesitas es un sobre de té verde, una taza de agua hirviendo y una borla de algodón para un tratamiento rápido. Lo único que tienes que hacer es preparar el té como lo harías normalmente: remojar la bolsita en el agua caliente y moverla un poco para que se disuelva el té.

Espera un poco y una vez que el agua esté a temperatura fresca, remoja el algodón en el té y, después de haberte lavado la cara, aplícate generosamente el té verde por toda la cara y cuello. No es necesario que te vuelvas a lavar la cara.

Ahora, no es recomendable dejar el té ahí asentado y volverlo a usar cuando sea, pero sí hay otra receta para crear una loción más duradera y con efectos de reparación y rejuvenecimiento más intensos. Para esta necesitarás una taza de té verde bien concentrado, el jugo de un limón, media taza de infusión de manzanilla y un recipiente. 

Mezcla bien todos los ingredientes y deposítalos en una botella o contenedor limpios. Agita vigorosamente y voilà; el tónico está listo. A diferencia del anterior, este debes de aplicarlo sobre la piel limpia y lavarte la cara 15 minutos después.

Las propiedades antioxidantes del limón y te verde, junto con las desinflamatorias del té de manzanilla, ayudan a rejuvenecer la piel al instante y a disimular el aspecto cansado e hinchado.

powered byDisqus