Cortarse el pelo para comenzar de nuevo

New Look, new life!

Ya los debo tener aburridos con tantos dramas, es que me gusta tanto el teatro. El asunto es que de un tiempo a esta parte me han pasado tantas cosas malas que camino confundida por la vida, no entiendo nada y me siento como zombie. Bueno después de lo que les conté sobre Facebook me entenderán.

Esta mañana desperté y dije "Pare de sufrir" -igual que ese comercial evangélico-. Cuando salí de la ducha me paré frente al espejo y me decidí. Tomé unas tijeras y corté mi cabello.

No fue fácil tomar la iniciativa, ya que si no era un cambio radical no me serviría de nada. Necesitaba sacarme de encima una cantidad de peso espiritual bien importante. Así que me corté por lo menos 30 centímetros de pelo lo que al inicio me hizo pensar que quizás no era la manera de solucionar mis asuntos pendientes pero seguí adelante y cuando terminé quedé realmente encantada. En serio me quedó bien y me siento como renovada, tranquila y feliz.

Cuando salí a la calle sentía como si estuviera en otra ciudad, otro país, otro mundo. Ya ustedes me conocen, soy bien exagerada pero es que en serio fui tan feliz. Cuando llegué a la oficina mis compañeros amados me dijeron que les había gustado mucho el cambio de look. Le pedí a mi mejor amiga que me acompañara a fumar a la calle -para que me dijera la verdad- y parece que en realidad les gustó.

Me hice un corte bien clásico, estilo Audrey Tautou, no es muy exclusivo pero sí significa un cambio radical a más de cinco años de cabello largo. Además, es a lo único que me podía arriesgar cortándomelo yo sola.

Los cambios de look, de casa, de país o lo que sea, sin duda son una de las mejores medicinas, especialmente para el corazón. Se lo recomiendo a todas, es cosa de atreverse no más.

Les dejo una galería con otras chicas que se atrevieron.

powered byDisqus