Mujeres, las principales víctimas de tortura en el mundo

Sobre todo aquellas que trabajan por los derechos humanos; mujeres activistas, opositoras políticas o aquellas que simplemente “no callan y denuncian su sentir”.

Mañana (26 de junio) se celebra el Día Internacional en Apoyo a las Víctimas de la Tortura, motivo por lo que Amnistía Internacional presentó hoy un informe denominado: 'Torturadas por lo que son, torturadas por lo que hacen".

Según la investigación, mujeres, niñas y personas pertenecientes a minorías sexuales son las principales víctimas de torturas en todo el mundo, sobre todo aquellas que trabajan por los derechos humanos;  mujeres activistas, opositoras políticas o aquellas que simplemente “no callan y denuncian su sentir”.

'Torturadas por lo que son, torturadas por lo que hacen", expone casos como los vividos actualmente por las activistas detenidas en Yemen y Barheim o las “pruebas de virginidad” en Egipto, - examinación ante soldados- que  pese a su prohibición en diciembre del año pasado, las fuerzas de seguridad siguieron practicando.

"Así ha ocurrido en Yemen, donde las activistas y periodistas que se manifestaron contra el gobierno fueron perseguidas y en algunos casos, recibieron palizas. O en Bahrein, donde Aayat Alqomorzi recibió descargar eléctricas en el rostro después de ser detenida por recitar poemas alusivos al rey durante las protestas de 2011.

Además, las mujeres corren riesgo por ser defensoras de derechos humanos o activistas políticas. Se ha documentado en China, donde la abogada Ni Yulan -experta en casos de demolición de viviendas- fue torturada hasta dejarla en una silla de ruedas, y en otros países como Irán o Zimbawe.", denuncia AI en su reporte.

En zonas de guerra como República Democrática del Congo y Costa de Marfil, el abuso es habitual, donde las violaciones se hacen masivas y públicas para crear terror, las humillaciones sexuales a mujeres, la esclavitud sexual y el empleo de niñas son pan de cada día.

Los matrimonios forzosos por ejemplo en Afganistán -el 56% de las novias se casa con menos de 16 años- y la mutilación genital, la que provoca infecciones generalizadas y recurrentes, aumenta el riesgo durante el parto, incrementa los contagios de VIH, deriva en relaciones sexuales dolorosas y puede llegar a ocasionar la muerte, claramente serían otra forma de tortura.

Amnistía denunció también las esterilizaciones forzosas realizadas en países como China, Eslovaquia o Perú, así como la prohibición del aborto ante casos de violación o de peligro físico para la madre como en Nicaragua.

"Prohibir totalmente el aborto “constituye una violación de los derechos humanos de mujeres y niñas, incluido el derecho a no sufrir tortura o trato cruel, inhumano o degradante”", expone la organización que vela por nuestros derechos.

Lesbianas, gays, transexuales y bisexuales (LGTB) también forman parte de uno de los grupos más vulnerables a la tortura, por ejemplo, en países como Uganda , la homosexualidad está castigada con cadena perpetua y con distintas penas de cárcel, como asegura AI.

Si bien, cada vez son menos los lugares donde se cree que la homosexualidad es un delito, las agresiones físicas y psicológicas, persisten.

Ante todo esto, Amnistía pidió a los estados acabar con las leyes discriminatorias, garantizar la custodia efectiva de los detenidos, no admitir en los juicios pruebas obtenidas bajo tortura e investigar las denuncias de forma independiente, pero sobretodo, proteger a estas personas frente a todas las formas de violencia.

Fuente: "Torturadas por lo que son, torturadas por lo que hacen" (Amnistía Internacional)

powered byDisqus