Nuevo estudio revela que ingesta de semen disminuye cáncer de mamas

Las mujeres que ejecutan este tipo de sexo, tendrían un 40% menos de probabilidades de desarrollar esta enfermedad.

Investigadores de la Universidad Estatal de Carolina del Norte, tras una serie de estudios,  promueven el sexo oral -con  consumo de semen- destacando que aquellas mujeres que lo hacen, tienen un 40% menos de probabilidades de desarrollar un cáncer.

Por lo mismo la directora de la investigación, la doctora Helena Shifteer declara que: “Yo animo a todas las mujeres del mundo a que practiquen la felación y que ésta, se convierta en la rutina más importante de su vida diaria”, y alejada absolutamente de aquel cura Gatica, quien predica, pero no practica, la científica confiesa que ella siempre opta por tragarse el semen de su marido, al menos, dos veces por semana.

Como ya muchos deben saber el semen es un "alimento" que contiene atributos altamente nutritivas como vitaminas C y B12, calcio, magnesio, fósforo, potasio , zinc y es rico en proteínas y otras propiedades como el sodio, el buen colesterol y los azúcares, donde lo nuevo del estudio no se encuentra precisamente en el contenido de este producto literalmente orgánico, sino en la afirmación de lanotable reducción de riesgo al consumirlo (40%).

La investigación fue realizada en un universo de 15,000 mujeres que practican sexo oral con sus parejas e ingieren el fluído post-eyaculatorio. -un muestra no menor- .

Las voluntarias que consumen semen demostraron ser mucho menos propensas a contraer cáncer de mama que aquellas que no lo practican. Donde una de las recomendaciones más insistentes de parte de los especialistas, es que el acto de extraer ese particular néctar masculino, debiera practicarse con regularidad -para fortuna de sus ellos- .

Y aunque para los amantes del felatio, esta noticia pueda transformarse en la excusa y justificación perfecta para realizarlo, no debemos desentendernos de temas como que el sexo oral es el primer factor de riesgo de cáncer de garganta.

Ouch! Parecía taaaaan perfecto.

powered byDisqus