Programas conservadores de Ed. Sexual del Mineduc buscan atormentar a los jóvenes

Todos los jóvenes tienen inquietudes sexuales y si estás no son resueltas ni en la familia y mucho menos en los colegios entonces de ¿dónde sacarán la información?

En una interesante investigación un equipo de "El Dinamo" recopiló datos sobre los nuevos programas que se implementarán en los colegios sobre educación sexual promovidos por el Ministerio de Educación.

En la recopilación nos encontramos con puntos muy importantes que hay que destacar. Lo bueno es que la mayoría de los colegios -305- que postularon a este proyecto que inyecta fondos millonarios adoptaron los planes laicos donde se habla de todo lo que tiene que ver con sexualidad, desde biológica a métodos de prevención de embarazo y transmisión de enfermedades.

Sin embargo, existen 155 colegios de un total de 460 que prefirieron la educación sexual conservadora, que a mi parecer no es educación sino más bien "terror sexual" donde se le enseña a los adolescentes lo malo que es el sexo antes del tiempo según los monitores o creadores de estos planes, los que en la "vida real" no tienen nada que ver con las experiencias que vivirán los jóvenes a la hora de enfrentarse al sexo.

Uno de los programas que sorprende es el de Educación en Valores, Afectividad y Sexualidad (PAS) del Centro de Estudios de la Familia de la Universidad San Sebastián. Este incluye una descripción claramente homofóbica sobre la homosexualidad. Una de sus unidades se llama “Trastorno de la Identidad Sexual: Homosexualidad y lesbianismo”, a semanas de la aprobación de la Ley Antidiscriminación vemos como el propio Gobierno permite que estos conceptos se filtren en la educación de los jóvenes chilenos promoviendo la discriminación y mostrando la homosexualidad como una enfermedad cosa que claramente no es así. El mismo psiquiatra norteamericano, Robert Spitzer, aseguró que la homosexualidad no puede ser curada y en 1973 la homosexualidad fue eliminada de la lista de desórdenes mentales de la Asociación Americana de Psiquiatría.

Este programa se ha desarrollado durante seis años en 36 colegios de Concepción a los que se suman 32 colegios más que tendrán este mismo plan a partir de este año.

De este total de 68 colegios ocho de ellos -los únicos de la Región Metropolitana- están ubicados en la comuna de Puente Alto, donde el vicepresidente de Renovación Nacional, Manuel José Ossandón, se desempeña como alcalde.

Otro de los programas que me preocupan por la visión retorcida, alarmante e insana del sexo mostrado como algo abiertamente malo, negativo y que es mejor no hacer es el llamado “Aprendiendo a querer” del Instituto Superior de Ciencias de la Familia Sagrada Familia, de la Universidad Católica de la Santísima Concepción. Este “fomenta la abstinencia sexual como una forma de decisión libre y responsable, a través de la virtud de la castidad, el don de la virginidad, y los efectos negativos que traen para el adolescente el inicio de la vida sexual de manera precoz y con uso de anticonceptivos” informa su sitio web.

Realmente, encuentro insólito que se hable de efectos negativos cuando se trata de métodos anticonceptivos. Esta es la única menara real en la que jóvenes y adultos pueden controlar cualquier tipo de "peligro" -hablando en sus propios términos- que les proporcione una vida sexual activa.

Obviamente, cada padre decidirá cómo cría a sus hijos, pero hay cosas que no pueden mantenerse en el secretismo y el tabú y mucho menos en el mundo que vivimos hoy en día. Es prácticamente antinatural mantener a esos jóvenes enajenados y viviendo en la ignorancia frente a temas que por más que se eviten se verán enfrentados y no tendrán herramientas para tomar decisiones acertadas.

Todos los jóvenes tienen inquietudes sexuales –todos hemos sido adolescentes así que no lo nieguen- y si estás no son resueltas ni en la familia y mucho menos en los colegios entonces de ¿dónde sacarán la información? ¿Cuáles serán los referentes que observarán para saber qué es lo que les está pasando? ¿Será la pornografía su mejor guía sobre sexualidad? ¡Seamos realistas!

Lo bueno es que este plan solo se lo adjudicaron 14 establecimientos y fue el menos popular. Es que es imposible que un programa de sexualidad hable de “esa inexplicable magia” o de “lo que le hace falta a la mujer está en la masculinidad del hombre y lo que le hace falta al hombre lo tiene la feminidad de la mujer”. Por favor seamos claros, nuestra sociedad no necesita de estos eufemismos, la idea es crecer en conjunto y saber dónde estamos parados. ¡Avancemos, no volvamos a la Santa Inquisición del siglo XII!

powered byDisqus