Seis pasos que no debes olvidar para alcanzar un rico orgasmo

La imaginación y el sexo oral son una excelente estimulaciòn.

La semana pasada, les contábamos sobre  "Algunos datos curiosos sobre el sexo ", donde uno de los puntos que más llamó la atención y también la preocupación de todas nosotras, fue que sólo el 30% de las mujeres logra tener orgasmos vaginales, mientras que el resto llega al clímax gracias a la estimulación del clítoris.

Sin embargo, puede que muchas de nosotras producto de las preocupaciones u otros factores, ni siquiera podamos alcanzar un orgasmo clitorial, por lo mismo y a continuación te presentamos seis pasos para que puedas encontrar una solución a ese exquisito instante sexual.

Lee, relájate y disfruta

1-. El orgasmo comienza en tu cerebro

¿Cuántas veces hemos escuchado decir que todo está en nuestra mente? Y la verdad es que la fuerza mental que uno pueda tener para lograr metas, objetivos o para cerrarnos completamente a algo, es tan poderosa como para obtener o impedir que se produzca un buen orgasmo. Por lo mismo frases como: "Yo nunca conseguiré un orgasmo" o "No puedo", quedan absolutamente prohibidas. ¿Qué podría hacer que tú no puedas llegar a sentir un exquisito "petit mort"? ¡Nada!

2-.  Cultiva la imaginación

Utiliza toda la imaginación que quieras en el momento de la relación sexual, no pongas límites. Repasa mentalmente todas esas cosas, palabras, gestos y caricias que te excitan y dilas, realízalas o pídelas sin miedo. Prueba nuevas sensaciones, escenarios y posturas. Pero sobre todo, trata de liberar todo aquello que está en tu cabeza.

3. Potencia tus puntos de placer

La masturbación a solas o en pareja es una de las prácticas más exquisitas y placenteras para potenciar tu placer, sobre todo porque el clítoris es uno de los puntos más sensibles de tu cuerpo, aunque no por ello tengas que olvider el cuello, las muñecas, las manos, los pezones, el pelo e incluso zonas que podrían descubrir entre los dos y que sólo a ti podrían despertar una excitación especial. ¡Descúbrelo! Explora con tu compañero y pídele que te acaricie. También puedes guiar la intensidad con qué quieres que él te toque, sobre todo en esos días de sexo salvaje y en aquellos, que lo prefieres más suavecito. ¿no?

4. Dile sí al sexo oral

Y es que difícilmente se pueda superar el placer que produce la estimulación que realiza la lengua y boca directamente en el clítoris. Muchas mujeres obtienen su primer orgasmo de esta manera, gracias a que la lengua es un extraordinario instrumento debido a su fuerza, flexibilidad y suavidad. ¿Aún no lo intentas?

5. Dar y quitar: Juega con el deseo

Excítate y haz que él también te excite hasta un determinado punto y, a continuación, retira la estimulación que recibes para que tu deseo se reduzca parcialmente. Luego aumenta el coqueteo para que el grado de tu deseo se eleve por encima del punto alcanzado anteriormente. Retira y vuelve a hacerlo cuantas veces quieras. Esto aumentará la intensidad del placer, pero antes, asegúrate de coordinarlo bien con tu compañero, así evitas que él se canse del juego o muera en el intento.

6. Estimula el clítoris durante la penetración

Durante el sexo, pídele a tu compañero que estimule tu clítoris.. Ahora, si tú puedes hacerlo, te aseguramos que podrás aumentar la excitación de tu compañero. ¡Inténtalo!

Y para los hombres que quieran potenciar el orgasmo de sus compañeras... Algunos tips

  • El placer sexual no tiene por qué limitarse a la zona genital. En realidad, el órgano sexual más grande del ser humano –dejando de lado la mente– es la piel, y algunas partes son especialmente sensibles porque allí se localizan terminaciones nerviosas que reaccionan ante cualquier estímulo. ¡Explora!
  • Los labios son una de las zonas más sensibles del cuerpo -y los besos, una de las primeras muestras de atracción-. Besar a tu compañera lentamente, -aparte de ser exquisito- será una excelente manera de estimularla.
  • El cabello sigue siendo un mundo por descubrir. Jugar con él permite varias sensaciones: deslizar los dedos por él es un masaje muy estimulante.
  • Como muchos deben saber, el cuello es la entrada a la intimidad de la persona, sobre todo la nuca y detrás de las orejas.
  • Rozar suavemente la espalda, despacito, apenas con las yemas de los dedos, también es una excelente estimulación. En la espalda, las zonas más sensibles están entre los omóplatos y en la zona lumbar.
  • Como puerta de entrada a los genitales, también los muslos son fuente de placer. Las expectativas por la cercanía a la vagina multiplican la excitación.
  • El busto es una de las zonas femeninas más erógenas. Sobre todo, los pezones. Empieza a acariciarlos desde el contado, potenciarás mucho más el placer
  • Por último, los pies. Dar un masaje relajante en los pies como preámbulo para un encuentro sexual también proporciona grandes dosis de placer.

Y a ti ¿Te gustaría compartirnos algún secretito que permita estimular tus orgasmos?

powered byDisqus