10 cosas que los hombres jamás deberían decirle a sus parejas

Porque algunas palabras, en el momento equivocado, pueden sacar lo peor de nosotras

Sí, las mujeres somos complicadas y aunque quisiéramos escribir un manual completo y detallado para hombres de cómo reaccionar ante preguntas como "¿Me veo gorda?" o las mejores respuestas para las pláticas relacionadas con el miedo al compromiso, probablemente fallaríamos miserablemente porque como bien dicen, cada persona es un mundo.

Pero hay ciertas cosas en las que nos podemos poner de acuerdo, por más utópico que eso suene. Ciertos comportamientos y en especial, ciertos comentarios que simplemente no queremos oír. Así que para todos aquellos hombres que nos leen, aquí les damos una ayudadita:

  • "No seas tan dramática": El hecho de que tengamos fama de ser criaturas sin control sobre sus emociones y sentimientos no quiere decir que nuestras reacciones no tengan fundamento, al menos no todo el tiempo
  • "¿No que estabas a dieta?": Si hay algo peor que tu madre te regañe por comerte un cupcake de más es que tu pareja se vuelva un vigilante de tus hábitos alimenticios. No importa cuántas veces digamos "Estoy a dieta", sugerir que estamos comiendo demasiado es una intrusión que se recibe de manera non grata en la mayoría de los casos
  • "Relájate": Ok, esta tiene un contexto especial. Si nos estamos quejando de algo vigorosamente, si nos sentimos frustradas y necesitamos desahogarnos, lo último que necesitamos es que nos interrumpan a media perorata con un "relájate"
  • "¿Tienes la regla, verdad?": Uy, hombres pisando arenas movedizas. Si con esta frase se están tratando de explicar nuestro comportamiento, mejor no nos lo digan porque corren el riesgo de conocer la furia de verdad
  • "Creo que ya bebiste demasiado": Esta y todas sus variantes son una intrusión aún peor que con la comida. Gracias, pero cuando queramos saber qué estamos haciendo mal podemos llamarle a nuestras madres que con gusto pueden decírnoslo
  • "¿De verdad te vas a poner eso?": Si queremos combinar botas rojas con un short de leopardo, una camiseta de los Rolling Stones y un sombrero de paja es muy nuestro problema (y nuestra manera de experimentar con la moda)
  • "Odio a tu madre": En serio, ¿qué quieren que respondamos?
  • "No te ves tan mal sin maquillaje": Cuidado que no es lo mismo decir "Te ves linda sin maquillaje" o "Te ves bien así". Si nos maquillamos es porque estamos haciendo todo lo posible por vernos lindas; si no te gusta la manera en que tu pareja se maquilla hay formas más sutiles de sugerir un cambio, solo no usen un "tan mal"
  • "Como que ya es momento de ir al salón de belleza, ¿no?": Las mujeres sabemos cuándo tenemos que ir al salón a que nos arreglen el cabello, nos depilen las cejas o el bozo y todo lo demás. Este comentario, sobre todo cuando nos lo dicen al inicio de la velada, solo va a conseguir que nos sintamos incómodas el resto de la noche pensando en lo mal que nos vemos
  • "¿Y eso quién lo va a pagar?": Ya sea que hablemos de comprar una nueva cortina para el baño o de pedir un postre después de cenar, es pésimo hacer esa distinción para hacer constar que si queremos algo es nuestro problema. De nuevo, no es que nos paguen todo pero hay maneras más sensibles de decirlo

Chicas, ¿Alguna otra frase que valga la pena agregar al pequeño manual? Chicos, ¿alguna queja?

powered byDisqus