Oh, no: Ya es 'esa época' del año

Llega el verano y con él todas las actualizaciones de Facebook insoportables

Ya no me causa tanto conflicto admitir lo mucho que detesto ésta época del año en las redes sociales; más de lo que el Grinch odia a la Navidad y más que los solteros al día de San Valentín: El verano saca lo peor de mí y de casi todos los que conozco.

No me molesta ver 317 fotografías del cachorrito nuevo, 19 estados relacionados a los primeros pasos del bebé, ni los intercambios empanizados de azúcar con cobertura de chocolate entre los enamorados. No. Leer eso es parte del contrato tácito de aceptar ser parte de una red social como Facebook; ya que eso también significa que puedo escribir cuantas indirectas en forma de letras de canciones como se me ocurran, así como fotos de mis pies estrenando un par de zapatillas.

No todo es tan malo. A mí no me cambia la vida saber si te desvelaste para tu último examen, así como cualquier persona podría haber sobrevivido el día sin descubrir cuál fue mi resultado en el test de "Freak o no".

Pero si hay algo que nada más me rebasa es la saturación de álbumes de vacaciones de verano. Sé que esto puede sonar a que soy una persona amargada que no disfruta de la vida y que realmente no es mi problema si alguien decide documentar su estancia en la Riviera Maya; pero la razón por la que me quejo dista de eso.

La cosa es que abro mi Facebook con todo el espíritu aprovechar unos 10 minutos de ocio y ¡BUM! escotes, tangas y six packs por todos lados. Y miren, no me molesta, que bueno que la gente celebra el aceite de coco y los paños menores; el problema es el nivel de stalkeo y morbo que esto genera. De repente Facebook se vuelve una estantería de quienes buscan un halago en forma de "Me gusta".

Creo que podría echarle la culpa a mis amigos que me han confesado sin pena alguna que esta es su época favorita del año precisamente por eso; por las chicas en bikini. Por las horas incalculables que le dedican a buscar (aunque cazar sería la palabra más adecuada) estas fotos para su entretenimiento personal.

Pero hasta ahí llega mi "queja". Y es que odiaría que los amigos de mis hermanos estén viendo fotos mías para comentar "lo mucho que he crecido" y ese tipo de cosas; pero yo soy una puritana con un sentido muy distorsionado de la realidad. O al menos eso me han sugerido.

¿No podemos volver a la época del año en que todo mundo usa suéter y presume las fotos de su caramel macchiato?

¿Soy la única a la que le pasa esto? ¿Alguien más comparte mi queja? 

powered byDisqus