¿Por qué las mujeres son vistas como objeto sexual?

Un estudio reveló que la forma en que el cerebro procesa la información de reconocimiento está involucrado en la cosificación de las mujeres

Un estudio publicado en el European Journal of Social Psychology descifra el por qué las mujeres somos vistas como objeto sexual, fundamentando que nuestro cerebro procesa la información en formas diferentes al percibir a un hombre, a quien vemos como un todo, y al mirar a una mujer,  a quienes percibimos por partes.

De acuerdo a lo expuesto por BBC MUNDO, no sólo el cerebro de los hombres opera de este modo, sino que el de las mujeres también. Mientras ellos lo harían en busca de una potencial compañera, nosotras lo haríamos para compararnos con otra mujer.

Los especialistas exponen en la investigación  que el cerebro utiliza diferentes herramientas, una es el procesamiento global y el procesamiento local. Donde el primero es utilizado para reconocer personas, (el cerebro enfoca la cara no partes de ellas) y en el segundo, se perciben las partes de un objeto para reconocerlo.

El cerebro puede reconocer una casa sólo con ver una puerta pero no lo puede hacer con un persona viendo sólo su brazo.

La psicóloga que dirigió el estudio, Sarah Gervais, usó esta herramienta de reconocimiento para realizar su investigación, sometiendo a 220 personas, hombres y mujeres, a observar una fotografía del cuerpo completo de un hombre y una mujer.

Luego, les fueron mostradas varias imágenes con secciones de las fotos anteriores. Algunas de ellas enfocaban zonas sexuales, como el busto o la cintura. Finalmente los participantes debían señalar las imágenes vistas.

¿El resultado?

Cuando los hombres veían las fotos de otros muchachos, usaban el procesamiento global, pero cuando observaban las fotos de mujeres, éstos usaban el procesamiento local, reconociendo a las mujeres por sus partes individuales.

Y ya que las fotos eran de personas comunes y no de grandes o sexys modelos, se pudo revelar aún más la tendencia a "cosificar" (convertir a las personas en cosas) a las mujeres debido al procesamiento local, utilizado para ver objetos.

Sin embargo, lo que más sorprendió, no fue sólo el hecho de que las mujeres fuéramos vistas segmentadamente como un par de pechos o un trasero andante, sino que tanto ellos como nosotras percibieramos a los hombres de forma global y a las mujeres de forma local.

powered byDisqus