Crean juego de Pussy Riot inspirado en Angry Birds

Algunas muestras de apoyo al grupo son muy serias, otras no tanto y algunas simplemente incomprensibles

Aunque la situación legal y todo lo que representa el escándalo de la detención y encarcelamiento de las chicas rusas pertenecientes al grupo punk Pussy Riot por cantar en contra de Putin no es ningún juego, las señales de apoyo se han manifestado en muchas y muy diversas formas.

La más reciente y "curiosa" es una versión modificada del popular juego Angry Birds, llamada "Angry Kremlins"  donde en lugar de lanzar pájaros de colores, las armas contra las Pussy Riot son las cabezas de Putin y Kiril, el patriarca de la Iglesia Ortodoxa.

Eso sí, dudo que la finalidad del juego sea comparar a las punketas con los cerdos; sino más bien hacer una referencia a los intentos de derrocar la revolución por parte del alto mando; que es exactamente lo que está pasando.

En México y muchas otras partes del mundo se han realizado eventos solidarios con las jóvenes revolucionarias que exhiben el autoritarismo y pisoteo de los derechos humanos en la Rusia moderna. Incluso artistas como Madonna, Sting, RHCP, Björk, Peter Gabriel y más han hablado públicamente de su apoyo a esta agrupación musical que es mucho más que sólo un grupo de vándalas y rebeldes.

Algunas muestras de apoyo son más serias que otras, y algunas son simplemente inexplicables, como el más reciente caso de las palabras "Free Pussy Riot" encontradas en el muro de un departamento donde se hallaron los cadáveres de dos mujeres, que presuntamente fueron asesinadas a puñaladas. Las autoridades rusas ya se encuentran investigando el caso pero descartan que tenga algo que ver directamente con las Pussy Riot, pues ellas siempre han promovido un movimiento sin violencia.

Sea quien haya sido el responsable de esta atrocidad, quien sea responsable "debe ser encontrado y castigado", escribió en su Twitter Violetta Volkova, una abogada de Pussy Riot.

Qué triste que algunos utilicen el nombre de este grupo para fines tan macabros y poco loables que al fin y al cabo acaban manchando una causa mucho más grande que una simple canción de protesta.

powered byDisqus