Deshacerse del ex... ¿Somos desechables?

Sacar a alguien de tu vida, sea por la razón que sea es válido, pero ponerse en el lugar del otro también es importante.

¿Está bien terminar y no saber nunca más del otro? Tener un novio no solo significa lo que carga esa palabra: besos, caricias, compañía… también significa amistad, complicidad, unos brazos que te apoyen cuando lo necesites.

Es duro terminar una relación, pero para quien rompe este lazo, la película está muy clara: “Ya no me gusta”, “no siento lo mismo”, “me tiene aburrido”.

¿Pero qué pasa con la persona que es abandonada? Cómo alguien puede dejar de verse de un día para otro, cómo puede ser tan fácil deshacerse de alguien.

Es cierto, el amor puede terminar, pero eso significa que se debe cortar todo tipo de lazos.

Cuando estás con alguien, inconscientemente te encariñas con los padres, con los primos, con el entretenido grupo que se formó, hasta con sus animales. Cuando terminas, no solo dejas atrás a una persona…

Que injusto cuando te quedas con las manos vacías preguntándote “¿para qué entregar tanto si finalmente la persona con que estuve años hoy es un simple desconocido?

Las personas no somos desechables, quizás cuando terminamos con alguien se nos olvida que el otro está sufriendo, que aún te necesita, que no entiende cómo ya no te importa si sigue vivo.

Después de todo, en algún momento de tu vida fue tu pareja, tu amigo, confidente, cómplice y tu mejor amigo. Que desgarrador quedarse sin novio y sin mejor amigo al mismo tiempo….

Sacar a alguien de tu vida, sea por la razón que sea es válido, pero ponerse en el lugar del otro también es importante. Somos personas, no objetos que cuando nos deja de gustar, lo dejamos a un lado para que se llene de polvo.

powered byDisqus