Yo que creía que lo tenía loquito y que iba a tener que cuidar mis movimientos para que no se enamorara de mí, salí para atrás al final. Mi problema fue que me confié, pensé que estaba muy seguro, pero no.


Y claro me salió el tiro por la culata. En serio jamás lo imaginé, todo iba tan bien, tan sexy, tan apasionado. Para los que no tienen idea de lo que estoy hablando, me refiero al cabro chico.

La semana pasada les conté que conocí a un veinteañero, se convirtió en una gran aventura porque lo llamaba y él venía. Cada vez que me subía la temperatura el chico estaba ahí para complacerme. Pero la maravilla no podía durar tanto.

Yo que creía que lo tenía loquito y que iba a tener que cuidar mis movimientos para que no se enamorara de mí, salí para atrás al final. Mi problema fue que me confié, pensé que estaba muy seguro, pero no.

Hace unos días le mandé un mensaje interno por Facebook: “Podríamos hacer una sesión esta noche”. Pensé que todo sería como siempre y recibiría de vuelta un bello mensaje de costumbre: “Obvio washita rica”. Pero no, no pasó nada. Esperé varias horas y mi nuevo amante no me contestaba. Ahí comenzaron los best sellers a pasar por mi cerebro.

Pensé que el jovencito podría estar patinando en alguna calle o quizás una prueba en la universidad, lo que fuera creía que llegaría el momento donde él revisa su Facebook de manera obsesiva para buscar algún mensaje escrito por mí. Qué lindo era todo, tengo un trabajo que amo, aún soy joven, tengo mi grupo de amigos y un amante 10 años menos ¿qué más se puede pedir? Hasta me sentí como Madonna en algún momento.

Seguí trabajando y olvidé al chico por unas horas. De un tiempo a esta parte me he acostumbrado solo a tener amantes, no quiero parejas y es que así no le doy explicaciones a nadie, no tengo que ser monógama, si no quiero ver a nadie puedo disfrutar de mi soledad. El problema es que hay necesariamente que tener una “libretita negra” en el caso que la mayoría tenga planes cuando tu quieres verlos. Me ha pasado que después de hacer cinco llamadas me he quedado sola una noche fría que hubiese preferido estar “cucharita”. Aunque no lo crean tengo amigos con ventaja que a veces solo van a verme para cenar algo rico, conversar y dormir abrazados, hacernos compañía. No todo es lujuria.

Bueno, después de un rato recordé al universitario, revisé mi Facebook y ahí estaba el mensaje privado de mi adonis. Como era el más joven en pocas semanas pasó a ser mi favorito por su capacidad física.

Mientras más se demoraba en cargar el mensaje, más ansiosa me sentía. Finalmente se abrió y decía: “Guapa, lamentablemente no voy a poder reunirme contigo porque estoy en una relación y me sentiría mal si la engañara. Espero que estés muy bien. PD: No me busques más”.

Plop! Me caí de espaldas. Leí nuevamente el mensaje y seguía diciendo lo mismo, era cierto y debía asumirlo. Yo la tonta muy preocupada de no darle esperanzas y ¿es él quien me patea?

Igual me sorprendió su respuesta tan comprometida con la fidelidad, aunque no creo que sea cierto porque una semana atrás no se había preocupado de la “relación” y había estado feliz conmigo. Quizás ya no quería nada más e intentó ser “cortés”. ¿Qué opinan ustedes?

Keeping sharing simple...
13
Keeping sharing simple...
13

Sobre el autor

Soy joven, freelancer, bonita, feliz. Me gusta la vida nocturna de la ciudad, juntarme con las amigas a hacer locuras. Me gusta amar y dejarme querer, sin compromisos ni plazos. No tengo prejuicio alguno, no tengo pelos en la lengua. Mucho cuidado conmigo.

Hace años que se viene hablando de las grandes empresas transnacionales que subcontratan fábricas en países con gran riesgo social ya que de esta manera abaratan costos. El grave problema es que las segundas también tienen el mismo objetivo y para esto tienen paupérrimas condiciones laborales, sus trabajadores a diario se encuentran sometidos a tratos esclavizantes e incluso emplean a niños y los explotan. De acuerdo a la cifra entregada por Organización Internacional del Trabajo (OIT), en el mundo hay más de 168 millones de niños trabajando, especialmente en la industria de la moda.

937d028bcef0956664fd9609f4a49f3e

Sin embargo, existe una organización sin fines neozelandesa llamada "Child Labor Free" que nació con el objetivo de crear una etiqueta ética la cual acredite que las empresas que la usen no están relacionadas al trabajo infantil en ninguno de los procesos de producción de sus productos. Claro que para esto, la empresa debe someterse a la auditoría independiente de la consultora Ernst & Young. Michelle Pratt es la directora general y fundadora de Child Labor Free y declara que el trabajo de protección a los niños en la industria de la moda se encuentra en paralelo al de los productos con etiqueta "cruelty free" en la fabricación de cosméticos.

libre-de-esclavitud-infantil

"Child Labor Free" cuenta con el apoyo de UNICEF y ya tiene un prototipo de la etiqueta que será presentada en la próxima semana de la moda de Nueva Zelanda.

Caso GAP y Victoria’s Secret

[caption id="attachment_523820" align="aligncenter" width="660"]Child Labor In China Niña China trabajando en el algodón.[/caption] Existen diversos casos al rededor del mundo. Un ejemplo es el de GAP que en 2007 se convirtió en un gran escándalo tras conocerse la investigación del Sunday Observer que reveló que la marca usaba niños para hacer camisetas para niños. ¿Irónico no? También muy conocida es la historia de lo ocurrido con Victoria’s Secret en 2008, la compañía de lencería más famosa del mundo lanzó una campaña publicitaria asegurando que el algodón usado estaba libre de pesticidas y provenía de tratos justos. El asunto es que un año después Bloomberg News publicó una historia que rompería el corazón de millones de fanáticos de Victoria’s Secret en todo el mundo. El medio especializado en economía, informó que en la recolección de este algodón se usaba a varios niños ya que sus manos eran más pequeñas y rápidas, mucho más eficientes para este trabajo. Además, hubo una historia que particularmente la mayoría recuerda y es la de una niña de 13 años que era obligada a trabajar por su padre adoptivo. Ella debía hacer los surcos donde luego se plantaba el algodón y además estaba en pésimas condiciones alimenticias.

Comentarios

comentarios

Relacionados

Hace años que se viene hablando de las grandes empresas transnacionales que subcontratan fábricas en países con gran riesgo social ya que de esta manera abaratan costos. El grave problema es que las segundas también tienen el mismo objetivo y para esto tienen paupérrimas condiciones laborales, sus trabajadores a diario se encuentran sometidos a tratos esclavizantes e incluso emplean a niños y los explotan. De acuerdo a la cifra entregada por Organización Internacional del Trabajo (OIT), en el mundo hay más de 168 millones de niños trabajando, especialmente en la industria de la moda.

937d028bcef0956664fd9609f4a49f3e

Sin embargo, existe una organización sin fines neozelandesa llamada "Child Labor Free" que nació con el objetivo de crear una etiqueta ética la cual acredite que las empresas que la usen no están relacionadas al trabajo infantil en ninguno de los procesos de producción de sus productos. Claro que para esto, la empresa debe someterse a la auditoría independiente de la consultora Ernst & Young. Michelle Pratt es la directora general y fundadora de Child Labor Free y declara que el trabajo de protección a los niños en la industria de la moda se encuentra en paralelo al de los productos con etiqueta "cruelty free" en la fabricación de cosméticos.

libre-de-esclavitud-infantil

"Child Labor Free" cuenta con el apoyo de UNICEF y ya tiene un prototipo de la etiqueta que será presentada en la próxima semana de la moda de Nueva Zelanda.

Caso GAP y Victoria’s Secret

[caption id="attachment_523820" align="aligncenter" width="660"]Child Labor In China Niña China trabajando en el algodón.[/caption] Existen diversos casos al rededor del mundo. Un ejemplo es el de GAP que en 2007 se convirtió en un gran escándalo tras conocerse la investigación del Sunday Observer que reveló que la marca usaba niños para hacer camisetas para niños. ¿Irónico no? También muy conocida es la historia de lo ocurrido con Victoria’s Secret en 2008, la compañía de lencería más famosa del mundo lanzó una campaña publicitaria asegurando que el algodón usado estaba libre de pesticidas y provenía de tratos justos. El asunto es que un año después Bloomberg News publicó una historia que rompería el corazón de millones de fanáticos de Victoria’s Secret en todo el mundo. El medio especializado en economía, informó que en la recolección de este algodón se usaba a varios niños ya que sus manos eran más pequeñas y rápidas, mucho más eficientes para este trabajo. Además, hubo una historia que particularmente la mayoría recuerda y es la de una niña de 13 años que era obligada a trabajar por su padre adoptivo. Ella debía hacer los surcos donde luego se plantaba el algodón y además estaba en pésimas condiciones alimenticias.
Hace años que se viene hablando de las grandes empresas transnacionales que subcontratan fábricas en países con gran riesgo social ya que de esta manera abaratan costos. El grave problema es que las segundas también tienen el mismo objetivo y para esto tienen paupérrimas condiciones laborales, sus trabajadores a diario se encuentran sometidos a tratos esclavizantes e incluso emplean a niños y los explotan. De acuerdo a la cifra entregada por Organización Internacional del Trabajo (OIT), en el mundo hay más de 168 millones de niños trabajando, especialmente en la industria de la moda.

937d028bcef0956664fd9609f4a49f3e

Sin embargo, existe una organización sin fines neozelandesa llamada "Child Labor Free" que nació con el objetivo de crear una etiqueta ética la cual acredite que las empresas que la usen no están relacionadas al trabajo infantil en ninguno de los procesos de producción de sus productos. Claro que para esto, la empresa debe someterse a la auditoría independiente de la consultora Ernst & Young. Michelle Pratt es la directora general y fundadora de Child Labor Free y declara que el trabajo de protección a los niños en la industria de la moda se encuentra en paralelo al de los productos con etiqueta "cruelty free" en la fabricación de cosméticos.

libre-de-esclavitud-infantil

"Child Labor Free" cuenta con el apoyo de UNICEF y ya tiene un prototipo de la etiqueta que será presentada en la próxima semana de la moda de Nueva Zelanda.

Caso GAP y Victoria’s Secret

[caption id="attachment_523820" align="aligncenter" width="660"]Child Labor In China Niña China trabajando en el algodón.[/caption] Existen diversos casos al rededor del mundo. Un ejemplo es el de GAP que en 2007 se convirtió en un gran escándalo tras conocerse la investigación del Sunday Observer que reveló que la marca usaba niños para hacer camisetas para niños. ¿Irónico no? También muy conocida es la historia de lo ocurrido con Victoria’s Secret en 2008, la compañía de lencería más famosa del mundo lanzó una campaña publicitaria asegurando que el algodón usado estaba libre de pesticidas y provenía de tratos justos. El asunto es que un año después Bloomberg News publicó una historia que rompería el corazón de millones de fanáticos de Victoria’s Secret en todo el mundo. El medio especializado en economía, informó que en la recolección de este algodón se usaba a varios niños ya que sus manos eran más pequeñas y rápidas, mucho más eficientes para este trabajo. Además, hubo una historia que particularmente la mayoría recuerda y es la de una niña de 13 años que era obligada a trabajar por su padre adoptivo. Ella debía hacer los surcos donde luego se plantaba el algodón y además estaba en pésimas condiciones alimenticias.