Ellos odian que los veamos como objetos sexuales

¿Qué tiene de malo que haya chicos que nos encantan y deseamos? ¿Acaso no tenemos derecho a sentir?

Hace un par de días publiqué un post en la sección "Porque Merece" -la cual tenemos hace años- donde destaqué al clavadista olímpico británico Tom Daley, quien además de ser un excelente deportista y uno de los favoritos para ganar el oro, es dueño de un cuerpo perfecto que ha trabajado muy bien gracias a su vida como deportista acuático.

Hasta ahí todo bien. Las lectoras lo agradecieron y visitaron el post con mucho interés por conocer un poco más de este deportista. Sin embrago, pasados algunos minutos desde que lo puse online comenzaron las críticas. Una serie de hombres -en el blog mediante comentaros y otros por Facebook- me increparon por ser inconsecuente porque se supone que yo hablo de los derechos de las mujeres y contra la idea que nos vean como un objeto sexual y que tenemos algo más que unas "buenas tetas".

Creo en eso que me dijeron, pero la verdad es que la lucha es contra la concepción de que nosotras somos SOLO eso, un par de tetas, piernas largas y/o un buen "derrier". Pero en serio les digo, hay momentos en los que sí quiero -y queremos- ser vistas como un objeto sexual, sí quiero que venga un hombre mire mi cuerpo y me diga lo mina que soy.

El problema es que nosotras vemos las cosas de diversas perspectivas, nada es blanco o negro, todo se matiza. Por ejemplo en el caso de Tom Daley, nos gusta porque es un tipo guapo y además porque es profesional y exitoso en lo que hace. Para nosotras es fundamental que esos hombres a los que admiramos o como me dijo alguien "lo subimos al podio platónico" tengan una existencia integral. O sea que se esfuerce para hacer las cosas bien, que trabaje con conciencia no solo económica sino de ser bueno en lo que hace. Un hombre incompetente es lo más matapasiones, por lo menos para mí.

Entonces, no veo nada de malo en decir que un tipo se ve increíble físicamente ya que no es solo eso lo que vemos. Sin embrago, los chicos parecen molestarse porque hablemos esto tan abiertamente. Como si nosotras no sintiéramos excitación, como si para nosotras el sexo fuese solo un medio de procreación.

No entiendo cuál es el problema de algunos contra la visión del sexo por parte de las mujeres. Muchos no toleran que podamos sentirnos atraídas por un buen par de oblicuos, quizás ellos piensan que podemos admirarlos pero no debemos externalizarlo, no podemos decirlo, debemos callarnos y vivir en silencio lo que nos pasa. Con eso definitivamente no estoy de acuerdo.

Una mujer que habla abiertamente de sexo es una deslenguada, loca, puta, vividora y quien sabe cuántas cosas más. Por qué son tan egoístas y nos prohíben socialmente vivir nuestra sexualidad, obviamente no voy a andar por la vida gritando mi vida privada, pero creo que hablar estos temas para que hombres y mujeres dejemos de verlo como un tabú es importante. Sin duda, muchas mujeres viven su sexualidad y lo peor sus problemas sexuales en soledad y hay veces que hasta se sienten culpables de lo que les pasa siendo que no es así.

Es importante que los chicos comprendan que nosotras sentimos lo mismo que ellos y que queremos y necesitamos hablarlo –no solo con nuestro ginecólogo-. A veces necesitamos hablarlo con hombres ya que al complementar las experiencias podemos todos sacar buenas ideas o miradas. Hombres, no se sientan mal porque las cosas han cambiado, al contrario integrémonos mutuamente a esta nueva etapa de la evolución. Trabajemos juntos para estar mejor.

powered byDisqus