Encarcelada por poner en peligro a su bebé al tratar de suicidarse

En las lagunas legales se quedan encerradas miles de personas que caen en categorías mucho peores que los crímenes que cometieron

Juzgar sin saber todo lo que hay detrás, sin tratar de entender las circunstancias que originaron algo, es la manera más fácil de hacer las cosas mal. Y lo terrible es que esto puede tener consecuencias muy graves, como condenar a alguien a pasar su vida tras las rejas.

Bei Bei Shuai, una inmigrante de origen chino, dió a luz a su bebé Angel en un hospital de Indianapolis. La sostuvo en sus brazos, la cuidó, y ahí mismo, en sus brazos, la bebé falleció. Ahora Bei Bei lleva tres meses en una prisión mientras espera ser enjuiciada por el asesinato de su hija.

Todo se remonta a diciembre de 2010, cuando Bei Bei descubrió que su prometido estaba casado con otra mujer y que planeaba abandonarla a ella y a su futuro bebé. En un ataque de pánico y tristeza, Bei Bei trató de quitarse la vida ingiriendo veneno para ratas, pero no tuvo suerte. La hospitalizaron por intoxicación y a los 4 días nació la pequeña Angel, que a las pocas horas murió por complicaciones relacionadas con envenenamiento.

Bei Bei pasó un mes en un hospital psiquiátrico, tratando de recuperarse para comenzar su vida de nuevo, y justo antes de poder lograrlo fue detenida por el delito de feticidio. Ahora ella podría pasar de 10 años a cadena perpetua por haber "asesinado a sangre fría" a su hija.

En Estados Unidos han ocurrido varios casos similares que trascienden las leyes anti-aborto y de Derechos Humanos; y por eso muchas mujeres se encuentran tras las rejas mientras se resuelve dónde empieza y dónde termina la responsabilidad de la madre y de la ley.

El problema es que es un asunto muy delicado; si a una mujer que por depresión trató de quitarse la vida se le puede acusar de asesina por haber puesto en peligro, deliberadamente, la vida de la criatura en su vientre, entonces también se podría acusar a todas las mujeres que fuman, beben o se drogan durante el embarazo por la misma razón. Al menos eso alegan algunos expertos.

¿Tú qué opinas? ¿Se merece un castigo así de severo alguien que claramente no se encontraba en un estado mental estable? ¿No sería mejor darle terapia en lugar de encerrarla? 

powered byDisqus