La nueva forma de gobernar: Carla Ochoa y Alejandra Díaz candidatas a concejal

Chile: Dos partidos políticos miembros de la coalición de gobierno apoyan que por sus filas se presenten personas que claramente no tienen ningún tipo de preparación para ejercer cargos públicos de tal importancia.

Cada vez son más los rostros ligados a la TV, farándula y escándalos que quieren dar una vuelta radical a su carrera y de un día para otro sin ningún tipo de trabajo previo creen que con presentarse como candidatos políticos limpiarán su imagen y nunca nadie más recordará que fueron unos plumíferos de colores sin sentido alguno por los problemas de la sociedad.

Por ejemplo, alguien me puede explicar qué hace como candidata la ex miss Playboy Alejandra Díaz (concejal por RN) y Carla Ochoa (concejal por Peñalolén -UDI-). En serio sabemos que la política está bastante desprestigiada como para seguir en la misma línea.

Me llama la atención que dos partidos políticos miembros de la coalición de gobierno apoye la idea que por sus filas se presenten personas que claramente no tienen ningún tipo de preparación para ejercer cargos públicos de tal importancia. Hace un tiempo escribí sobre la candidatura de Josefina Errázuriz quien quiere ser alcalde de Providencia, muchos me respondieron -al igual que el mensaje de Labbé- que cómo se me ocurría que una persona tan poco preparada se presentara en la competencia por esta comuna insigne de Santiago. Sin embargo, Josefina es sin duda una profesional calificada y con experiencia en desafíos sociales. Pero ¿Alejandra Díaz, Carla Ochoa? ¿No será mucho descaro? ¿Alguien les ha explicado acaso de qué se trata el trabajo al que postulan? -Obviamente también hay hombres en la lista pero no me referiré a ellos, aunque pienso lo mismo que de sus "colegas" mujeres-.

¿Ochoa sabrá lo que pasa en Peñalolén? Sus índices de pobreza, delincuencia, violencia de género, etc... ella sabrá cómo combatir estos puntos sociales tan importantes y críticos que miles de ciudadanos no están dispuestos a seguir soportando. Es este mismo show de la política la que nos tiene llenos de representantes que creen que manejar una comuna es lo mismo que aparecer en Morandé con Compañía contando chistes fomes.

Por ahí leí que Ramón Farías (PPD), quien fue alcalde de San Joaquín por 12 años y que también era rostro de TV en su momento, comentó a Publimetro que este tipo de acciones se realizan no para cosechar triunfos si no para que la gente les abra la puerta de la casa y así de apoco se vayan convenciendo de votar por ellos en la elecciones más grandes como las presidenciales.

Pero en serio yo creo que ya basta de reírse de la gente, bueno también es culpa de los mismos votantes y su nula responsabilidad a la hora de sufragar.

Encontré una entrevista de Alejandra Díaz, la conejita Playboy, donde asegura que si es electa concejal combinará su trabajo en la política y sus shows de fin de semana. Ya que según ella "se puede hacer perfectamente y es un ingreso extra", comentó a infonews.com.

Esta señorita no se da cuenta que un cargo público requiere todo el tiempo del mundo y se trata de trabajar, quemarse las pestañas por la gente. Pero bueno como la política en nuestro país está tan desmadrada obviamente, esta gente cree y probablemente tengan razón, que ocupar un cargo tan importante de representación se trata de pasearse dando abrazos y asistir a cenas elegantes.

En serio es una vergüenza lo que está pasando en la política chilena hoy en día y no solo me refiero a los partidos políticos de gobierno, la Concertación también se trae varias sorpresitas entre manos con los compadrazgos o una especie de nepotismo como el de Carmen Andrade , candidata a concejal Puente Alto y hermana de Osvaldo Andrade -presidente del PS- o la candidatura a concejal de Punta Arenas de Andro Mimica por el PPD, él es hijo del alcalde.

No entiendo por qué si lo que buscan es renovar las caras, las ideas, no se encargan de motivar y postular a jóvenes que estén interesados en "TRABAJAR SEÑORES, TRABAJAR" y logran volver a tener un poco de respeto de una vez por todas, mediante sus desempeños profesionales en pro de la sociedad a la que representan.

powered byDisqus