Los piropos según Paola Kullock

Y es que nos merecemos que nos digan cosas lindas ¿No?

¡A mí me encanta que me digan piropos! Me siento linda o inteligente, simpática o sexy, buena mina o sensual, claro que según de qué se trate.

Me costó (y todavía me cuesta) aceptarlos como lo que son: una galantería.

Muchísimas veces dije:

-”¿Lindo pelo? Sí, me tengo que teñir”-.

- "¿Linda piel? Ni ahí, soy re blanca”-.

-"¿Te gusta mi trasero? ¡¡¡Está lleno de celulitis!!!"-.

-"¿Este vestido me queda lindo? ¡No! Si me hace ver súper ancha de caderas"-.

- "¿Tengo capacidad para esto?? ¡No! Es pura suerte"-.

¡¡¡BASTA!!!

Basta... ¡Claro que nos merecemos que nos digan cosas lindas! LOS PIROPOS SE AGRADECEN. PUNTO.

Y vale decirlos también. Sinceros y en lo posible dirigidos a algo de la persona, no a algo externo. (o sea, no “que linda camisa”, sino “qué bien te queda esa camisa”) Y si no es algo demasiado obvio ¡Mejor!

No más esa frase remanida: “qué lindos ojos tenés” (a una dama con unos luceros azules impresionantes) Y MUCHO
MENOS: “¿¿¿ALGUNA VEZ TE LO DIJERON??? -Sííí... ¡Unas trescientas millones de veces desde que nací!-.

¿Por qué no mejor probar con un “cómo te brillan los ojos cuando te entusiasmas, me encanta” o halagarla por otras cosas de su carácter y no por un rasgo que es de nacimiento. Podemos alegrarle el día a alguien con un buen piropo. Y vale tanto para nosotras como para ellos.

Damas: anímense, a ellos también les gusta que los miremos, que los admiremos y que les digamos cosas lindas. Porque sí, porque está bueno. Al compañero de oficina, al que nos atendió bien en un comercio, al candidato, etc…

Aparte el piropo también puede ser un buen camino de ida al buen sexo. Muchos piropos sinceros e interesantes, hacen que quiera darte más y estar mejor.

Vamos: arreglénse, salgan a la calle y permítanse el enorme placer de dar o aceptar un “levantador automático de autoestima”, mejor conocido como PIROPO.

Aunque OJO algunos piropos son por lo menos raros, he sido la destinataria de cosas como:

-“Qué bien hacés el striptease con el cuerpo que tenés”-.

-“Sos lo mejor que me pasó en este año de mier…”-.

-“Qué linda que estás, no parecés vos”-.

-“De acà (señalando la cabeza) estàs muy bien, de acà (señalando el cuerpo), bastante
bien”-.

-“Vestida me pareciste gordita y retacona. ¡Desnuda sos un minón!”-.

¡Todavía no sé si sentirme halagada o insultada! ¿No?

Un beso enorme.
Pao

powered byDisqus