México: Mujeres perseguidas y castigadas por abortar

22 casos de criminalización de mujeres se han registrado en Michoacán, Hidalgo, Puebla, Estado de México, Quintana Roo, Yucatán, Chihuahua, Tamaulipas y San Luis Potosí

Una mujer de Hidalgo viajó a la Ciudad de México para realizarse una interrupción legal del embarazo antes de cumplir las 12 semanas de gestación, tal como lo establece la ley, pero aún así le abrieron una investigación en su estado natal por el "crimen" de aborto.

Otra mujer que se presentó al hospital con un sangrado vaginal al inicio de su embarazo deseado, terminó en la cárcel de Tizayuca acusada por tentativa de aborto. A la fecha, aún embarazada, la mujer sigue esperando ser procesada por el delito.

Como estas hay muchas historias tristes de mujeres perseguidas en las entidades en las que aún se considera un crimen el aborto. Según reporta el Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE), al menos 22 casos de criminalización de mujeres se han registrado en las entidades de Michoacán, Hidalgo, Puebla, Estado de México, Quintana Roo, Yucatán, Chihuahua, Tamaulipas y San Luis Potosí en el último año.

Estas mujeres se someten a las especulaciones de las personas que las reciben en los hospitales, donde pueden ser detenidas o custodiadas, mientras las autoridades ministeriales inician investigaciones penales en contra de estas mujeres para determinar si se trató de un aborto inducido o un aborto espontáneo.

Según reporta GIRE, en el 80% de los casos las mujeres fueron "delatadas" por el personal de salud y solo en un 20% por familiares. "El Ministerio Público se mueve generalmente a los hospitales donde están las mujeres y les mandan custodios como si fueran grandes criminales; cuando las dan de alta es que las trasladan a las agencias del MP para tomarles declaración y empezar a recopilar pruebas y demás", explica Itzel Silva, abogada de GIRE.

Fianzas entre los 5 mil y los 180 mil pesos le compran la libertad a estas mujeres, acusadas de abortar, en lo que se esclarece la situación.

Ahora, entiendo que el aborto está penado en estos estados pero, ¿por qué perseguirlas por algo que hicieron en una entidad donde la interrupción del embarazo es legal? ¿Hasta cuándo van a seguir persiguiendo a las mujeres que deciden abortar como si fueran unas verdaderas asesinas en serie?

Según datos proporcionados por el mismo GIRE, casi un cuarto de las mujeres que han venido al Distrito Federal a solicitar la interrupción legal del embarazo provienen del interior de la República; ¿eso quiere decir que  se tendría que iniciar un proceso legal en contra de todas ellas en sus entidades natales? 

powered byDisqus