¿Sabes cuál es tu tipo de piel?

Tener una rutina de belleza diaria es más importante de lo que uno se imagina. Muchas veces subestimamos los efectos que se pueden lograr al utilizar los productos adecuados. Para lograrlo, hay que saber nuestro tipo de piel.

Tener una rutina de belleza diaria es más importante de lo que uno se imagina. Muchas veces subestimamos los efectos que se pueden lograr al utilizar los productos adecuados. Para lograrlo, hay que saber nuestro tipo de piel.

En general, se habla de tres tipos de piel: seca, grasa y mixta. La primera de ellas se caracteriza por presentar una apariencia más bien lisa y sin poros a la vista. Otro signo importante es que por lo general, no tiene esos brillos indeseados (no transpiración, sino que aspecto oleoso).

Sabes que eres de este tipo de piel si al salir de la ducha la sientes tirante, y que si no te aplicas crema una vez al día esa sensación de tirantez va a aumentando con las horas.

La piel grasa es de apariencia y textura más gruesa. Tiene los poros dilatados o más visibles en ciertas zonas (debajo de las ojeras y cerca de la nariz, mentón y frente). Se presentan granos, ya sea frecuente o esporádicamente y se trata de una piel que produce aceite de más, a diferencia de la seca, que tiene un déficit.

Lo característico de esta piel es que brilla mucho, especialmente en la zona T. Si el brillo indeseado es tu tema, lo más probable es que seas de este tipo de piel.

Por último, encontramos el tercer tipo de piel que es la mixta, que es una mezcla de las dos anteriores. Es aquella que tiene zonas más secas (generalmente los pómulos o zona cercana a las orejas) y otras más grasas (usualmente zona T).

Dependiendo de si tienes mayores zonas de tu piel más secas o grasas, tu piel puede ser mixta con tendencia a seca, o mixta con tendencia a grasa. También puede suceder que tengas la piel absolutamente proporcionada entre zonas secas y grasas. En este caso, tu piel será 100% mixta.

Una vez identificado tu tipo de piel, puedes buscar los productos indicados que atiendan sus necesidades. Debes fijarte que el envase diga específicamente para qué tipo de piel es.

Si eres constante y realizas una rutina de belleza dos veces al día, te aseguramos que vas a conseguir resultados asombrosos! Tu piel no sólo se equilibrará, sino que la sentirás suave y tu maquillaje te va a durar más.

La próxima semana: te recomendaremos una rutina de belleza según cada tipo de piel…

powered byDisqus