Siete lecciones para festejar el "Día Internacional del Orgasmo"

¡Felices multiorgasmos para todas ustedes!

A propósito del Día Internacional del Orgasmo,  les recomiendo un excelente artículo presentado por el sitio web Guioteca.com con siete lecciones para celebrar el día:

Motivos para festejar

1. Según un estudio realizado por el Instituto Kinsey de Estados Unidos,- y como ya lo hemos manifestado en diversos artículos- sólo un tercio de las mujeres en todo el mundo llegan al orgasmo a partir de prácticas sexuales. Por lo tanto, ese tercio debe sentirse parte privilegiada del planeta.

2. Cerebros escaneados en mujeres durante el proceso de tener un orgasmo, en su mayor parte “se apaga”, como un apagón provocado por una explosión. ¿Le petit mort? ¡oh sí!

3. El tiempo promedio de consecución del orgasmo es de unos 20 minutos y tiene un amplio margen de duración: de 13 a 51 segundos. Las mujeres pueden experimentar un segundo orgasmo poco tiempo después del primero. Esto se puede prolongar y alcanzar varios orgasmos consecutivos. ¿Rico, ah?

4. Cuando el orgasmo es inminente, el tamaño de la vagina disminuye un 30%. Esta se congestiona y aparecen contracciones musculares en el útero.

5. Según estudios, la frecuencia de poder tener orgasmos tiene un factor genético bastante fuerte. En el estudio, el 45% de las variaciones de una mujer poder tener un orgasmo tiene un componente genético. ¿Te atreves a preguntarle qué onda a tu mamá?

6. Ya se está desarrollando el popularmente llamado “Orgasmatrón”, un dispositivo que en al menos una de sus variaciones se conectará a la espina dorsal de la persona y por medio de un control remoto le permitirá experimentar “orgasmos a demanda”. ¡Toda una joyita!

7. Según un estudio del 2008 realizado por científicos italianos, el elusivo “Punto G” existe, y se confirmó su existencia al notarse diferencias fisiológicas entre mujeres que dicen sentir intensos orgasmos al estimularlo, y aquellas que no. Otros científicos dicen que encuentra en la cara anterior de la vagina, a medio camino entre el hueso del pubis y el cuello uterino. El punto G es un residuo prostático embrionario que necesita ser estimulado a través de la presión, a diferencia del clítoris que, en general, necesita caricias suaves.

¡Felices multiorgasmos para todas ustedes!

Fuente: "7 lecciones en el Día Internacional del Orgasmo Femenino" (Guioteca)

powered byDisqus