"Hay mucha presión para bajar de peso" Jessica Simpson

Ayer se estrenó el nuevo comercial de Weight Watchers donde Jessica Simpson explica por qué dijo que sí a su régimen alimentario

Como si fuera un saludo de sesión de AA (Alcohólicos Anónimos), Jessica Simpson dice frente a la cámara "Sí, esta soy yo y sí, estoy en Weight Watchers" uno de los planes alimentarios más populares en los Estados Unidos para bajar de peso y adoptar un estilo de vida más saludable.

"No soy una súpermodelo, sólo soy Jessica y trato de comer comida de verdad en el mundo real. Quiero estar saludable para mi hija" explica Jessica a la cámara, después de admitir que realmente siente mucha presión por bajar de peso. Y vaya que a ella le ha ido mal, pues después de subir más de 25 kilogramos durante su embarazo, los tabloides han hecho de ella su comidilla.

La cantante texana aceptó la oferta de Weight Watchers a los pocos días de haber dado a luz pues, además de una jugosa suma de 4 millones de dólares, el régimen le ofrecía la asesoría adecuada para recuperar la escultural figura que tenía antes de su embarazo sin tener que matarse con dietas exageradas, arriesgando su salud.

La verdad yo habría hecho lo mismo. Si de todas formas es una prioridad adoptar un estilo de vida mucho más saludable, qué mejor que de la mano de especialistas (y mucho mejor si además te pagan por ello ¿no?) No sé qué les parezca, pero el testimonio de Jessica me parece sincero.

Aunque lo que valdría la pena preguntarnos es quién o qué nos presiona a sentir que debemos bajar de peso ¿Será nuestro propio autoestima al ver que ya no nos quedan nuestros pantalones favoritos? ¿La inseguridad? ¿Los medios de comunicación?

Ver en YouTube

powered byDisqus