¿Ser lesbiana está de moda?

Una periodista del sitio web Style.com plantea la condición sexual como tendencia y cómo esta puede influir en la moda.

Desde que el debate sobre homosexualidad ha estado en la sociedad, se ha tomado como un tema serio al cual se le atribuyen incluso cambios de leyes, de costumbres, paradigmas, etc.

¿Pero es posible que una persona decida cambiar su tendencia sexual por moda? Obviamente, cada uno es dueño de su vida y podrá elegir qué es lo que quiere hacer con ella.

Por ejemplo recordemos cuando hace un par de años comenzó todo este despertar sexual que llamaba a experimentar a los jóvenes chilenos por ejemplo, los veíamos agruparse en tribus urbanas en los parques donde además de pasar la tarde se dedicaban a explorar su sexualidad entre hombres y mujeres, cualquiera sean las combinaciones estaban dispuestos a disfrutar de todos los encuentros.

Mucho se criticó a estos jóvenes porque según algunos no sabían lo que hacían, sin embargo me pregunto si es que acaso ellos no estaban viviendo de forma adelantada una tendencia que hoy en otros países ya se está extrapolando a términos de moda o estilo de vida y no solo a reducir la discusión a si es una condición natural o generada por la sociedad, si es sano o no, etc.

¿Ser lesbiana está de moda? Eso mismo se preguntó una periodista de Style.com quien escribió un artículo sobre este tema asegurando que en EEUU las lesbianas chic han llegado para quedarse y que se han convertido en una tendencia. Incluso asegura que el "lesbian chic" es uno de los temas más top para el próximo otoño.

El artículo se llama "The Conversation" y fue escrito por Maya Singer, quien afirma que muchas mujeres importantes de la movida fashion en Nueva York están cambiando sus parejas heterosexuales por lesbianas y asegura que esta tendencia influirá la industria de la moda. "Socialmente, tal vez significa que en una industria llena de mujeres jóvenes y atractivas comenzaremos a ver nuevas parejas entre ellas". Además podríamos ver cambios en las colecciones inspiradas en esta tendencia. Según la autora la moda de los bototos ha marcado el comienzo.

Conversando con algunas amigas nos parece que la idea de que una mujer heterosexual desee experimentar con otra mujer es algo que podría darse sin problemas y donde no existe un juicio moral tan despiadado como lo que ocurre en el mundo de los hombres donde la mayoría de los heterosexuales aseguran férreamente que no tendrían jamás experiencias gays. Será que las mujeres somos más abiertas a la vanguardia y por lo mismo somos las principales amantes de la moda y sus nuevas tendencias, ¿se podrán relacionar estos dos conceptos?

Creo que es un tema interesante para discutir y ver cómo esto puede generar una transformación en varias áreas de la sociedad moderna.

powered byDisqus