Signos y síntomas del cáncer de mama

A veces pacientes sabían que “algo malo” podía estar ocurriendo con ellas, que habían notado la aparición de algo distinto en sus mamas, pero por miedo no consultaron y dejaron pasar el tiempo.

Hola amigas de Belelú:

En nuestro último encuentro hablamos sobre factores de riesgo del cáncer  mama y de cómo disminuirlos. Hoy veremos los signos y síntomas de esta enfermedad que es en Chile la primera causa de muerte por cáncer en mujeres. Mi intención es que si tú si presentas alguno de los signos y síntomas de los que hablaremos, consultes a un especialista en patología mamaria. Recuerda que la consulta precoz es un arma poderosa para enfrentar cualquier enfermedad.

A veces me topo con pacientes que sabían que “algo malo” podía estar ocurriendo con ellas, que habían notado la aparición de algo distinto en sus mamas, pero que por miedo no consultaron y dejaron pasar el tiempo. Eso es un error que puede ser grave,  es esconder la cabeza como hace el avestruz, es decir:  “Si no es nada, ¿para qué me preocupo?”  o “Si es algo malo, no quiero saber”… nada más errado. El tratamiento del cáncer anda muy bien cuando el diagnóstico es en etapas iniciales, es por eso que debes consultar frente a cualquier cambio que encuentres en tus mamas. Además, los tratamientos disponibles son más efectivos mientras más precoz se detecta la enfermedad.

Con respecto a los síntomas, desgraciadamente el cáncer de mama suele no doler. Si doliera, las pacientes consultarían antes. Sólo en algunos casos  el cáncer se presenta con dolor.

Con respecto a los signos es distinto, hay varios que nos orientan al diagnóstico de esta enfermedad. Así, signos de alerta son  la aparición de cambios de color en la piel como enrojecimiento o eritema o aumento de temperatura. La aparición de  zonas de retracción en la piel, deformidad, abultamiento o hundimientos de la mama. Aparición de unos pequeños hoyuelos en la piel (parecidos a la superficie de la cáscara de naranja). Descamación, heridas, erosiones, engrosamiento de la piel de la mama de la aréola o del pezón. Cuando te tocas un bulto o nódulo en las mamas o en las axilas o cuando notas una masa difusa o mal definida. Otro signo de alarma es la secreción espontánea por pezón de secreción rojiza o de secreción acuosa.   La retracción del pezón o si notas un cambio en el tamaño de tus mamas: que una mama ha crecido o que ha disminuido de tamaño, también deben ser considerados.

Existen otros signos y síntomas de alerta pero creo que los anteriores son los más frecuentes.

Ahora, debes conocer tu cuerpo para reconocer cuando algo anda mal . Para ello debes practicar el autoexamen mamario palpando tus mamas después de tu regla ya que es el momento en que se encuentran mas blandas. La palpación debes hacerla recorriendo con la punta de los dedos toda la mama, sin olvidar la zona de la aréola y el pezón.  El auto examen mamario no es el mejor  método para diagnosticar cáncer de mama, pero ayuda  ya que logra que las pacientes consulten médico cuando se palpan bultos o anormalidades.

Los  signos antes descritos y algunos otros, podrían indicar que un tumor de mama se encuentra en desarrollo. Sin embargo, en  las etapas iniciales de la enfermedad los tumores suelen ser no palpables. También existen, además de los nódulos,  algunas otras patologías mamarias que no son palpables y que pueden ser cancerosas como la presencia de cierto  de microcalcificaciones . En la mama se puede encontrar calcio en forma de pequeños acúmulos. Las microcalcificaciones pueden ser benignas o malignas.

El examen más conocido para la detección de lesiones no palpables es la Mamografía que corresponde a una radiografía de las mamas. Este examen radiológico es fundamental en el diagnóstico del cáncer de mama y será el más solicitado por los médicos al momento de una sospecha de lesión maligna. En Chile los controles mamográficos se inician desde los 40 años en forma anual. En otros países comienza alrededor de los 50 años. Recuerda que, tal como lo vimos en el  artículo anterior, si tienes un familiar cercano con cáncer de mama debes comenzar a controlarte 10 años antes de la edad de diagnóstico de tu familiar. Va de nuevo el ejemplo: si a tu mamá se le diagnosticó el cáncer de mama a los 40 años, tú debes comenzar tus controles a los 30 años. Otro examen de gran ayuda en el diagnóstico de esta enfermedad es la Ecotomografía mamaria. Se usa como complemento a la mamografía, en mujeres jóvenes y en embarazadas. Otros examenes como la Resonanacia magnética de Mama y otros. Podrían ser solicitados por tu médico para ayudar al diagnóstico.

Quiero recalcar que si presentas alguno de los signos antes descritos, tu deber es consultar a un especialista, digo tu deber porque la vida hay que cuidarla por nosotros mismos y por los que nos rodean, me refiero especialmente a nuestros familiares y amigos.

Gracias Belelú.

Dra. Nuvia Aliaga Molina

powered byDisqus