La académica y nutricionista de la Universidad Mayor, Lidia Henríquez, entrega unas entretenidas recetas para esta fecha y da algunos consejos para disfrutar sanamente.


Aunque Halloween pueda ser una gran excusa para salirse de la dieta, la nutricionista de la Universidad Mayor, Lidia Henríquez, nos da unas exquisitas y sanas recetas de dulces, para no lamentar las consecuencias.

Y es que ¿Cómo no resistirse ante tal oferta de caramelos, gomitas, paletas, chupetes y chicles?

Tentadores y adictivos

Se trata de productos elaborados por la industria alimentaria e incorporan una variedad de sustancias químicas que entregan una serie de características que los hacen atrayentes, sobre todo para el público infantil, como lo son el color, la textura, la forma y sobre todo el sabor.

Para Lidia Henríquez, el abuso en la ingesta de dulces tiene, riesgos y consecuencias irremediables. “La elevada concentración de azúcares simples que presentan dichos alimentos favorece la aparición de caries, ocasiona problemas de exceso de peso y aumenta el riesgo de desarrollo de diabetes mellitus en la edad adulta, por lo tanto, no podemos clasificarlos como productos sanos”, manifiesta, agregando que “Una opción recomendada en Halloween es evitar consumir todos los dulces el mismo día, por lo tanto, se aconseja repartirlos diariamente durante varias semanas, aprovechando que son productos de larga duración y de esta forma aseguramos en nuestros niños un consumo medido y racional”. 

Una manera de hacer que nosotras y los más pequeños consuman dulces más sanos es utilizando ingredientes más naturales, libres de colorantes y aditivos que aportarán nutrientes y entregarán sabores y texturas muy atractivas para ellos.

Estos dulces sanos los podemos elaborar nosotros mismos a través de divertidas recetas, fáciles de preparar donde se combinan productos saludables que favorecerán el buen crecimiento y desarrollo de nuestros pequeños.

Recetas de Dulces sanos

1.-Cocadas:

Ingredientes:

  • Galletas de vino: 4 paquetes
  • Leche condensada o manjar
  • Coco o mostacillas de colores

Preparación:

Muele las galletas de vino hasta que queden molidas completamente. Cuando tengas listas las galletas molidas échale la leche condensada o el manjar. Después mezcla todo hasta obtener una textura homogénea y consistente. Con la mezcla haz bolitas y una vez listas, las pasas por las mostacillas o coco (a tu elección igual que el manjar o la leche condensada).

Después si quieres que queden más duritas las metes al refrigerador por 30 minutos y a comer.

2.- Galletas manzanas, avena y nueces

Ingredientes:

  • 2 Tazas de avena en hojuelas
  • 2 Manzanas ralladas
  • 1 Taza de nueces picaditas
  • ½ Taza de pasitas
  • 1 Cucharadita de canela en polvo
  • 2 cucharaditas de polvo para hornear
  • 2 Cucharadas de azúcar morena
  • 2 huevos
  • 1 Cucharada de margarina
  • ½ Taza de leche
  • Azúcar en polvo para cubrir.

Preparación:

Mezcla en un molde la avena, las nueces, las manzanas ralladas, las pasitas, la canela, el polvo de hornear y el azúcar. Agrega los huevos, la margarina y la leche, amasar hasta que quede una masa homogénea. Realiza bolitas con la masa y ponlas en una bandeja con papel de horno. Llévala al horno por 20 minutos a fuego medio. Finalmente, Dejaa enfriar y decórala con azúcar en polvo.

3.- Almendras confitadas:

Ingredientes:

  • 250 gr de Almendras tostadas y peladas
  • 3 cucharadas de Agua
  • 100 gr de azúcar

Preparación:

Prepara un caramelo espeso con el agua y el azúcar y posteriormente retíralo del fuego. Enharina las almendras y  sumérgelas en el caramelo, revolviendo de forma que queden bien envueltas. Retiralas procurando que no se peguen unas con otras, y dejar enfriar.

Bualá… Que tengan una feliz noche  :)

Keeping sharing simple...
3
Keeping sharing simple...
3

Sobre el autor

Madres e hijas, esposas y amantes, princesas y brujas. El equipo de Belelú tiene un poco de toda mujer que haya existido. Nos puedes seguir en el Twitter Belelú.

Hace años que se viene hablando de las grandes empresas transnacionales que subcontratan fábricas en países con gran riesgo social ya que de esta manera abaratan costos. El grave problema es que las segundas también tienen el mismo objetivo y para esto tienen paupérrimas condiciones laborales, sus trabajadores a diario se encuentran sometidos a tratos esclavizantes e incluso emplean a niños y los explotan. De acuerdo a la cifra entregada por Organización Internacional del Trabajo (OIT), en el mundo hay más de 168 millones de niños trabajando, especialmente en la industria de la moda.

937d028bcef0956664fd9609f4a49f3e

Sin embargo, existe una organización sin fines neozelandesa llamada "Child Labor Free" que nació con el objetivo de crear una etiqueta ética la cual acredite que las empresas que la usen no están relacionadas al trabajo infantil en ninguno de los procesos de producción de sus productos. Claro que para esto, la empresa debe someterse a la auditoría independiente de la consultora Ernst & Young. Michelle Pratt es la directora general y fundadora de Child Labor Free y declara que el trabajo de protección a los niños en la industria de la moda se encuentra en paralelo al de los productos con etiqueta "cruelty free" en la fabricación de cosméticos.

libre-de-esclavitud-infantil

"Child Labor Free" cuenta con el apoyo de UNICEF y ya tiene un prototipo de la etiqueta que será presentada en la próxima semana de la moda de Nueva Zelanda.

Caso GAP y Victoria’s Secret

[caption id="attachment_523820" align="aligncenter" width="660"]Child Labor In China Niña China trabajando en el algodón.[/caption] Existen diversos casos al rededor del mundo. Un ejemplo es el de GAP que en 2007 se convirtió en un gran escándalo tras conocerse la investigación del Sunday Observer que reveló que la marca usaba niños para hacer camisetas para niños. ¿Irónico no? También muy conocida es la historia de lo ocurrido con Victoria’s Secret en 2008, la compañía de lencería más famosa del mundo lanzó una campaña publicitaria asegurando que el algodón usado estaba libre de pesticidas y provenía de tratos justos. El asunto es que un año después Bloomberg News publicó una historia que rompería el corazón de millones de fanáticos de Victoria’s Secret en todo el mundo. El medio especializado en economía, informó que en la recolección de este algodón se usaba a varios niños ya que sus manos eran más pequeñas y rápidas, mucho más eficientes para este trabajo. Además, hubo una historia que particularmente la mayoría recuerda y es la de una niña de 13 años que era obligada a trabajar por su padre adoptivo. Ella debía hacer los surcos donde luego se plantaba el algodón y además estaba en pésimas condiciones alimenticias.

Comentarios

comentarios

Relacionados

Hace años que se viene hablando de las grandes empresas transnacionales que subcontratan fábricas en países con gran riesgo social ya que de esta manera abaratan costos. El grave problema es que las segundas también tienen el mismo objetivo y para esto tienen paupérrimas condiciones laborales, sus trabajadores a diario se encuentran sometidos a tratos esclavizantes e incluso emplean a niños y los explotan. De acuerdo a la cifra entregada por Organización Internacional del Trabajo (OIT), en el mundo hay más de 168 millones de niños trabajando, especialmente en la industria de la moda.

937d028bcef0956664fd9609f4a49f3e

Sin embargo, existe una organización sin fines neozelandesa llamada "Child Labor Free" que nació con el objetivo de crear una etiqueta ética la cual acredite que las empresas que la usen no están relacionadas al trabajo infantil en ninguno de los procesos de producción de sus productos. Claro que para esto, la empresa debe someterse a la auditoría independiente de la consultora Ernst & Young. Michelle Pratt es la directora general y fundadora de Child Labor Free y declara que el trabajo de protección a los niños en la industria de la moda se encuentra en paralelo al de los productos con etiqueta "cruelty free" en la fabricación de cosméticos.

libre-de-esclavitud-infantil

"Child Labor Free" cuenta con el apoyo de UNICEF y ya tiene un prototipo de la etiqueta que será presentada en la próxima semana de la moda de Nueva Zelanda.

Caso GAP y Victoria’s Secret

[caption id="attachment_523820" align="aligncenter" width="660"]Child Labor In China Niña China trabajando en el algodón.[/caption] Existen diversos casos al rededor del mundo. Un ejemplo es el de GAP que en 2007 se convirtió en un gran escándalo tras conocerse la investigación del Sunday Observer que reveló que la marca usaba niños para hacer camisetas para niños. ¿Irónico no? También muy conocida es la historia de lo ocurrido con Victoria’s Secret en 2008, la compañía de lencería más famosa del mundo lanzó una campaña publicitaria asegurando que el algodón usado estaba libre de pesticidas y provenía de tratos justos. El asunto es que un año después Bloomberg News publicó una historia que rompería el corazón de millones de fanáticos de Victoria’s Secret en todo el mundo. El medio especializado en economía, informó que en la recolección de este algodón se usaba a varios niños ya que sus manos eran más pequeñas y rápidas, mucho más eficientes para este trabajo. Además, hubo una historia que particularmente la mayoría recuerda y es la de una niña de 13 años que era obligada a trabajar por su padre adoptivo. Ella debía hacer los surcos donde luego se plantaba el algodón y además estaba en pésimas condiciones alimenticias.
Hace años que se viene hablando de las grandes empresas transnacionales que subcontratan fábricas en países con gran riesgo social ya que de esta manera abaratan costos. El grave problema es que las segundas también tienen el mismo objetivo y para esto tienen paupérrimas condiciones laborales, sus trabajadores a diario se encuentran sometidos a tratos esclavizantes e incluso emplean a niños y los explotan. De acuerdo a la cifra entregada por Organización Internacional del Trabajo (OIT), en el mundo hay más de 168 millones de niños trabajando, especialmente en la industria de la moda.

937d028bcef0956664fd9609f4a49f3e

Sin embargo, existe una organización sin fines neozelandesa llamada "Child Labor Free" que nació con el objetivo de crear una etiqueta ética la cual acredite que las empresas que la usen no están relacionadas al trabajo infantil en ninguno de los procesos de producción de sus productos. Claro que para esto, la empresa debe someterse a la auditoría independiente de la consultora Ernst & Young. Michelle Pratt es la directora general y fundadora de Child Labor Free y declara que el trabajo de protección a los niños en la industria de la moda se encuentra en paralelo al de los productos con etiqueta "cruelty free" en la fabricación de cosméticos.

libre-de-esclavitud-infantil

"Child Labor Free" cuenta con el apoyo de UNICEF y ya tiene un prototipo de la etiqueta que será presentada en la próxima semana de la moda de Nueva Zelanda.

Caso GAP y Victoria’s Secret

[caption id="attachment_523820" align="aligncenter" width="660"]Child Labor In China Niña China trabajando en el algodón.[/caption] Existen diversos casos al rededor del mundo. Un ejemplo es el de GAP que en 2007 se convirtió en un gran escándalo tras conocerse la investigación del Sunday Observer que reveló que la marca usaba niños para hacer camisetas para niños. ¿Irónico no? También muy conocida es la historia de lo ocurrido con Victoria’s Secret en 2008, la compañía de lencería más famosa del mundo lanzó una campaña publicitaria asegurando que el algodón usado estaba libre de pesticidas y provenía de tratos justos. El asunto es que un año después Bloomberg News publicó una historia que rompería el corazón de millones de fanáticos de Victoria’s Secret en todo el mundo. El medio especializado en economía, informó que en la recolección de este algodón se usaba a varios niños ya que sus manos eran más pequeñas y rápidas, mucho más eficientes para este trabajo. Además, hubo una historia que particularmente la mayoría recuerda y es la de una niña de 13 años que era obligada a trabajar por su padre adoptivo. Ella debía hacer los surcos donde luego se plantaba el algodón y además estaba en pésimas condiciones alimenticias.