El triunfo de los que sobran: ¡Por una sociedad más inclusiva!

Es un gran triunfo para la democracia, para las mujeres por tener más representantes de nuestro género en cargos públicos, pero más que nada para las nuevas ideas e ideales políticos de la sociedad moderna y también por qué no decirlo de la unidad que hace la fuerza.

Luego de una intensa campaña electoral finalmente ayer la candidata independiente Josefa Errázuriz alias la "dueña de casa" fue electa como la nueva alcaldesa de la comuna de Providencia. Contra todas las encuestas que daban por ganador al "coronel" Labbé, esta mujer representó el cambio y la renovación que las nuevas generaciones exigen a la clase política.

Este triunfo significa mucho para cientos de jóvenes que decidieron cambiar su comuna de votación con la exclusiva idea de sacar del poder a quien representa a la antigua política, esa en la que ya nadie cree, por algo se presentó una abstención importante en el número total de votantes que no alcanzó los seis millones en un universo de más de 13 millones de habilitados.

Este escenario también fue el que permitió que Carolina Tohá se convirtiera en la nueva alcaldesa de la comuna de Santiago y Maya Fernández se peleara voto a voto con Sabat en Ñuñoa. Sin duda es un gran triunfo para la democracia, para las mujeres por tener más representantes de nuestro género en cargos públicos, para los vecinos que votaron, pero más que nada para las nuevas ideas e ideales políticos de la sociedad moderna y también por qué no decirlo de la unidad que hace la fuerza.

Hace rato que Chile se reúne solo para la Teletón que incluso hoy en día es criticada, pero nuestro país está creciendo en algunos temas y lamentablemente no sabemos aprovechar los avances, los humos se nos suben a la cabeza y nos ponemos más individualistas que nunca. Sin embargo, estas elecciones han demostrado que con esa actitud lo único que podemos conseguir como sociedad solo es el fracaso.

Si queremos cambios reales debemos unirnos, escucharnos y no solo pensar en lo que pasa dentro de nuestras cuatro paredes. Gracias a los movimientos sociales varios de los alcaldes derrocados sacaron lo peor de sí y finalmente los vecinos descubrieron quienes eran sus representantes, gracias a las nominaciones de colegios como "puteríos", gracias a las marchas estudiantiles con niñas manoseadas por la policía argumentando estar arrestándolas por disturbios, gracias a los movimientos de ciclistas exigiendo espacios para "todos" con el fin de prescindir de los autos y descongestionar la ciudad, gracias a los animalistas que piden dignidad para los animales callejeros y soluciones, gracias a las mujeres y su lucha por el respeto y empoderamiento... gracias a todos los que han luchado por dignidad, igualdad, respeto y han sido ampliamente ignorados hoy tenemos estos resultados en comunas insignes de Santiago y varios independientes en regiones.

Obviamente, comprendo que con esto no veremos como cambia el mundo y todos somos felices de un momento a otro, pero si creo en la real participación ciudadana y el poder que podemos tener todos juntos. Ahora, claramente, se vienen los desafíos para los alcaldes elector y que cumplan sus promesas. Veremos que pasa con eso.

Sin embrago, la realidad que vivimos "el día después" lo único que nos dice es que es urgente realizar cambios y que si seguimos como sociedad -como ciudadanos comunes y corrientes- haciéndonos los tontos con los problemas sociales continuaremos en la misma mierda que estamos odiando día a día las injusticias, los oídos sordos, los abusos de las empresas privadas descriteriadas, del sistema político y económico pueden continuar. Pero también podemos cambiar en algo las cosas y exigir que nos escuche, solo depende de nosotros y de construir una sociedad más inclusiva y respetuosa de nosotros mismos.

powered byDisqus