Cumpleaños con crisis existencial

Cuando era una niña esperaba mis cumpleaños ansiosa, sin embargo, los últimos años no han sido así; al contrario.

Cuando era una niña esperaba mis cumpleaños ansiosa, a partir del 1 de noviembre comenzaba la cuenta regresiva y mi imaginación volaba el mes completo sobre cómo sería aquel día tan especial. Sin embargo, los últimos años no han sido así; al contrario.

Siento que ahora que soy mayor y veo que mis cumpleaños se acercan crece en mí una sensación de angustia y es que en vez de pensar en todo lo que haré y cómo lo celebraré, me pregunto qué he hecho este año, ¿cumplí con lo que prometí hacer? ¿Qué me dejaron estos 365 días? ¿Cuáles fueron mis éxitos y mis fracasos?

Me dicen que soy muy exigente y que por eso no puedo disfrutar las cosas buenas que me están pasando, pero en realidad creo que no he hecho todas las cosas bien y que producto de mis irresponsabilidades y egoísmos tengo esta sensación de angustia en mi corazón en este momento.

Solo quiero decir que como regalo de cumpleaños quiero comenzar pidiendo perdón a todos quienes he hecho daño en todos estos meses, comenzando por mí misma. También quiero agradecer a todos los que me han acompañado durante este año sin mis hermanas, padres y amigos. No podría haber salido adelante sola, sin duda les debo la vida.

Y no quiero dejar fuera a todos mis amados lectores, saben que los adoro y seguiré trabajado por y para ustedes. Les deseo a todos una vida llena de alegría, éxitos y amor.

powered byDisqus