¿Eres demasiado obsesiva?

Podría ser estrés... ¡Relájate!.

¿Obsesiva?, ¿Sobre qué?

Una persona, tu trabajo, tus pasatiempos, la limpieza de tu casa, tu salud, hay una lista interminable de cosas sobre las cuáles obsesionarse. El problema es saber en qué punto es cercano a un desorden obsesivo compulsivo y en que punto es normal.

Si sales de casa pensando que quizás dejaste la plancha o la estufa prendida y eso no te permite seguir tu día, si tus obsesiones interfieren con tu vida o de hecho te mantienen lejos de tener una, podría ser que necesites ayuda.

¿Cómo saber si eres obsesiva-compulsiva?

Si realizas seguido alguno de los siguientes:

  • Tienes que realizar las cosas cierto número de veces.
  • Has tenido noches de insomnio debido a imágenes o pensamientos perturbadores de los cuales no puedes apartar tu mente.
  • Ordenas de forma constante las cosas de cierta manera.
  • Comes en un orden muy específico.
  • Te aferras, acumulas o coleccionas cosas que no tienen valor real.
  • Checas (verificas) cosas como cerraduras, estufas y electrónicos en diversas ocasiones para asegurarte de que se encuentran apagados. Y si no lo haces, a veces sientes ansiedad de que es probable que no los hayas apagado.

Es probable que aunque no seas obsesivo-compulsiva alguna vez hayas experimentado alguno de estos síntomas, pero si te pasa demasiado seguido, puede ser que debas buscar ayuda.

También puedes ocupar algunos trucos para reducir la ansiedad, como repetirte en voz alta cuando apagas la plancha. O quizás es hora de buscar un pasatiempo relajante que te ayude con el estrés.

powered byDisqus