Lady Gaga da clases de pop en Chile

Con un poco me nos de cambios de vestuarios y más canto habría sido perfecto.

A pesar de sufrir una desagradable amigdalitis y sentir el pinchazo de Penicilina benzatina aún dos días después de inyectada, no podía perderme el concierto de Lady Gaga en Chile. Y es que, a pesar de no ser fanática de su música, siempre he estado interesada en su performance y voz.

Aunque muchos piensen lo contrario, creo que la cantante norteamericana tiene una calidad vocal destacable. Su show me pareció bien producido, pero un poco forzado en algunos momentos. Tantos cambios de vestuario me marearon un poco en el transcurso del espectáculo, hubo muchos elementos distractivos que me molestaron un poco, como esa guitarra teclado rosada que tocó por unos segundos sin mucha intención, creo estuvo de más. Pero así son siempre las propuesta de los artistas ultra famosos, poperos y comerciales. Me hubiese gustado escucharla más cantar mientras tocaba el piano y poder disfrutar de su voz con tiempo.

Sin embargo, a pesar de este detalle debo decir que Lady Gaga es una de las mejores exponentes musicales de la música comercial del momento. Hoy hablé en las redes sociales sobre que lo único lamentable de la cantante es que se dedica al "pop" y medio mundo se me tiró encima para arañarme la cara porque es cierto que esta palabra da para mucho, especialmente para malinterpretaciones. Que The Beatles es pop, que Slayer es pop, que el pop es más que un estilo musical, pero claro yo no me refiero a eso de la "música popular", sino a la idea de un trabajo más dedicado a las ideas, la calidad vocal e instrumental por sobre todo, cosa que tanta challa, fuegos artificiales, bailarines y cambios de vestuario no permiten complementar. Obviamente, si voy a ver a Lady Gaga tengo que aguantar no más los excesos y bien puedo decir que a pesar de todos los colores hay una artista buenísima en el escenario tras todo eso.

Uno de los detalles que más me gustó fueron sus movimientos algo descoordinados y toscos que en realidad le daban un aire de rebeldía a las clásicas coreografías de los cantantes de su estilo. Es imposible no compararla con Madonna ya que representa una nueva generación de lo que ella creó. De acuerdo a mi gusto, puedo decir que Gaga canta mejor que Madonna o mejor dicho, canta, así que tiene muchos puntos por sobre la reina del pop.

Gaga canta, baila y habla perfectamente. Su performance es del más alto nivel. Nada que decir de eso.

Luego de este concierto Lady Gaga me ha convencido con su propuesta, pero sin duda le quitaría un poco de papel picado y la dejaría mostrarse más como cantante.

powered byDisqus