AR: Las paredes hablan de amor

La Acción Poética Tucumán, desde hace sólo dos meses, adorna las paredes olvidadas de San Miguel, con el fin de poner al alcance de cualquier persona un género literario que parecía relegado.

La Acción Poética Tucumán, desde hace sólo dos meses, adorna las paredes olvidadas de San Miguel de Tucumán. Se trata de poner al alcance de cualquier persona un género literario que parecía relegado. Este movimiento surgió en México de la mano del poeta Armando Alanís Pulido, en 1996.

La pared estaba sucia, con telaraña, descascarada y vieja. Abandonada. Hasta que los chicos y chicas que integran la Acción Poética se acercaron para devolverle la vida que la lluvia y el viento lavaron. “ Y SI FUERA AMOR?...” recita un muro viejo, lindero a un baldío, de calle San Juan y Lucas Córdoba. Del mismo estilo hay muchos por la ciudad.

En Tucumán el paisaje urbano se caracteriza por su diversidad. Las casitas no siguen una continuidad, son todas diferentes. En el centro y los barrios tucumanos existen casas viejas, locales comerciales abandonados o paredes manchadas porque los vecinos no pueden pintarlas.

Esas paredes son el lienzo para los de la Acción Poética. Las frases son cortas, no más de dos renglones y siempre hablan de amor y optimismo. Muchas frases son inspiraciones que surgen de canciones o de algún poema. El fondo es blanco y las letras son negras y de molde, así cualquiera puede entender. La idea es “decir mucho con menos”, dice Fernando Ríos Kissner.
En las redes sociales, los usuarios suben fotos de las frases de la Acción, las ponen como estados, las comparten o regalan a sus seres más queridos. Para otros, es pura cursilería de gente rara.

De a poco, la ciudad se empezó a llenar de murales con la firma de Acción Poética Tucumán. ¿Hace cuanto tiempo existe? El movimiento comenzó en México, hace aproximadamente dieciséis años, y con el permiso de su creador Armando Alanís Pulido, se extendió en Tucumán hace menos de un mes y medio. A pocos días de su nacimiento, Fernando, iniciador del grupo y conocido de Alanís Pulido, cuenta que desbordan. En una conversación con el poeta mexicano, Fernando se comprometió a continuar su trabajo en Tucumán. El movimiento es “amigable con el vecino” pide permiso a los propietarios para pintar. Fernando dice que el trabajo de la Acción “es para que nos disfruten o no, pero no para que nos padezcan”.

Las frases “tienen el mas distinto origen, algunas, las escriben los integrantes del grupo, otras son adaptaciones de poetas reconocidos, otras son de otras acciones poéticas en el mundo, otras de personas que dejan sus frases en el muro (de Facebook), otras surgen de los talleres de acción poética que desarrollamos”, cuenta Fernando.

Luis Manuel Pondal, otro integrante (amigo de Fernando), dedicado a la gastronomía, se encarga de blanquear las paredes. Sin embargo, “el grupo tiene una estructura muy democrática y siempre antes de pintar algo elegimos entre todos que frase poner”, cuenta Luis.

Lo innovador de este arte urbano es que la poesía puede llegar a cada persona de forma ágil, rápida y breve. Además, rompe con un paisaje “agresivo y descuidado”, según Luis Manuel.

powered byDisqus