Moda para la ciudad

Algunos consejos para dejar la batalla campal entre el estilo, la vida urbana y el problema del transporte.

Si eres una chica que usa el transporte público, camina, anda en bicicleta o para la que simplemente moverse es imprescindible, seguro has notado que la ropa de oficina resulta de lo más impráctica para realizar cualquiera de las actividades anteriores.

Por eso, es necesario encontrar la manera de adaptar tu look para andar cómoda de aquí para allá.

Tip 1: Deja los tacones en casa
No requieres de unos tacones para verte espectacular. Son un factor de riesgo si usas transporte público o si vas a caminar largas distancias. Ni siquiera vas a poderte mover a gusto con zapatos de poca altura, es mejor buscar opciones lindas en balerinas o botas.

Si sientes que no puedes andar sin tacones en tu oficina, llévalos en tu bolsa y cámbiate antes de llegar y después de irte. Es más trabajo, pero te otorgará mayor comodidad a lo largo del día.

Mídete con los accesorios
Además de que limitar la cantidad de accesorios que llevas te da un look mucho más profesional, transportarte se volverá menos incómodo y a la vez menos riesgoso.

Evita ampollas, usa medias

Además de que te mantienen calientita si es invierno, protegen tus pies en contra de roces repetitivos de los zapatos. Aún los más cómodos tienen puntos en donde te pueden causar ampollas y lastimar tus pies. Un punto adicional es que hacen lucir mucho más tus piernas.

Estos son los puntos básicos que toda chica trabajadora debe cumplir para lucir fabulosa sin sufrir los gajes de la moda y el estilo.

powered byDisqus