Momentos importantes del vello púbico

Con mucho o poco, la moda de esta zona siempre ha ido cambiando.

Ya hemos hablado sobre el vello púbico con anterioridad, si lo hacemos por nosotras y si es dañino. Sin embargo, parecer ser que cada sociedad tenía sus ideas al respecto. Por eso te tenemos listos 10 momentos importantes de su historia, porque ha estado con nosotros mucho tiempo.

Antiguo Egipto
Para los egipcios, el vello púbico era algo poco civilizado, así que lo removían con navajas de bronce o con un método parecido a la cera, utilizado aún hoy en día, a base de azúcar. Quizás deberíamos renombrar la famosa depilación como "la egipcia" en vez de la brasileña.

La Volsella
A los antiguos griegos y romanos les gustaban las mujeres como sus estatuas de mármol: suaves y lisas. No tener un arbustito creciendo era un símbolo de status: las mujeres de altos estratos sociales jamás dejarían que las vieran con uno.

A los romanos tampoco les gustaban, así que inventaron una especie de pinzas especiales llamadas Volsella para erradicar los vellos indeseados. También utilizaban mezclas especiales en crema, llamadas dropax o philotrum hechas con resina, hiel de cabra, sangre de murciélago y serpiente en polvo. Un equivalente a nuestras cremas removedoras, pero con un aroma no muy agradable.

Catarina de Medici
La reina de Francia de 1547 a 1589, era una religiosa conservadora del vello púbico. Prohibió a todas sus damas de su corte el deshacerse de los vellos que cubrían sus partes privadas. Y aunque sus damas siguieron el mandato al pie de la letra, algunas damas de la corte seguían haciéndolo de manera privada.

El Merkin
Los Merkin o pelucas púbicas se comenzaron a usar por prostitutas quienes se habían rasurado para evitar el contagio de enfermedades de transmisión sexual o ladillas. Su uso data desde el siglo 15, pero se volvieron mucho más populares en la época victoriana cuando se esperaba que las chicas modestas tuvieran algo creciendo por ahí.

Recuerditos Púbicos
Entre las clases altas de la época victoriana, en el siglo 19, era una costumbre guardar cabellos de la persona amada. En el museo de la Univerdidad de San Andrés en Escocia, existe una colección con los guardapelos del rey Jorge VI con los vellos púbicos de sus amantes. ¡Ojalá que esto no vuelva a estar de moda!

El rastrillo
En 1904, King Camp Gillete recibió la patente para el primer rastrillo de seguridad desechable. Lo cual marcó el inicio de la capacidad para rasurarse desde casa.

Publicidad persuasiva
En la primavera de 1915, la revista de moda Harper's Bazaar publicó el anuncio de un vestido de noche sin mangas donde la modelo estiraba el brazo, mostrando su axila inmaculada. Poco después, Wilkinson Sword efectuó una campaña publicitaria diciendo que el vello en las axilas, y el púbico (si pueden leer entre líneas), era poco higiénico y nada femenino. En menos de dos años, las ventas de rastrillos se duplicaron.

El bikini
La invención del traje de baño de dos piezas en los 60s fue genial. Sin embargo, venía con la necesidad de mantener la línea del bikini limpia a través de la depilación, las cremas para depilar o el rastrillo.

Las guerras púbicas
En junio de 1970, la revista Penthouse fue la primera en publicar fotos de modelos mostrando algunas pistas del vello púbico, casi con una visibilidad completa. Nueve meses después, su rival Playboy comenzó a mostrar un poco de arbusto.

En 1971, Liv Lindeland fue la primer modelo de la revista en mostrar su vello púbico por completo. Después de eso, los arbustos siguieron creciendo en las páginas de revistas para hombres.

La brasileña
En 1987, mientras Madonna estaba en su tour de "Who's that Girl", probablemente con un arbusto completo, Jocely, Janea, Joyce, Jussara, Juracy y Judseia Padilha abrieron su salon, "J. Sisters" en el centro de Manhattan, donde comenzaron a ofrecer lo que llamaron una depilación brasileña.

El servicio no fue muy popular sino hasta el año 2000, cuando en un episodio de Sex and the City, Carrie Bradshaw se hizo la ahora famosa depilación. Fue en ese punto cuando tener la piel tersa y lisa como las estatuas de mármol volvió a estar de moda.

Quién sabe cuánto durará esta moda brasileña, podría pasar que en un episodio de una popular serie de televisión, una chica decida dejarlos vellos crecer y afecte a una nueva generación. Mientras tanto, tendremos que seguir agendando depilaciones brasileñas. O usándolo como las damas de Catarina de Medici, lo que nos funcione mejor.

powered byDisqus